23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un informe de la ONU acusa al régimen de Kim Jong-un de lanzar ciberataques para hacerse con este tipo de divisas digitales

Corea del Norte se apropia de 300 millones en criptomonedas para su programa nuclear

Kim Jong-un
Kim Jong-un
Corea del Norte ha robado más de 300 millones de dólares en criptomonedas a través de ataques informáticos para financiar los programas nucleares y balísticos, según concluye un informe confidencial de la ONU. El interés del régimen de Kim Jong-Un en las divisas digitales tuvo lugar poco antes de que China anunciara su veto a las operaciones en este tipo de monedas. Unas restricciones que habrían provocado la fuga de mineros cuyo destino, por su estrecha relación, podría ser Pionyang.

En febrero de este año, un informe confidencial de la ONU, al que tuvo acceso la agencia AFP, encendía las alarmas acerca de los ataques informáticos llevados a cabo por Corea del Norte, que, tal y como desvelaba el documento, habría robado cientos de millones de dólares en criptomonedas para sufragar su programa nuclear y su carrera armamentística.

El informe, elaborado por un grupo de expertos encargados de examinar la aplicación de las sanciones internacionales contra el régimen de Kim Jong-un, estimó entonces que "en total, el robo de bienes virtuales cometido por el país entre el 2019 y noviembre del 2020 se eleva a unos 316,4 millones de dólares”, el equivalente a 260 millones de euros.

Y es que, según parece, el auge de las divisas digitales no es una circunstancia ajena al hermético país asiático, que se valdría del carácter desregulado de las criptomonedas para financiar su estrategia militar. No es ninguna novedad que Piongyang cuenta entre sus filas con una red de hackers cuya capacidad en materia de pirateo ya protagonizó titulares en el año 2014, cuando el régimen fue acusado de atacar a Sony en venganza por la película 'The Interview', una sátira entorno a la figura de Kim Jong-un. Aquel año cinco películas distribuidas por Sony Pictures -y no estrenadas aún- fueron filtradas en internet una semana después de que la compañía denunciara haber sido víctima de un “hackeo”, un ataque que obligó a la firma a cerrar su sistema informático interno.

Corea del Norte habría robado cientos de millones de dólares en criptomonedas. 

Asimismo, a principios de 2021, el Servicio Nacional de Inteligencia (NIS) de Corea del Sur denunció que Kim Jong-un habría intentado llevar a cabo un ataque cibernético contra la empresa farmacéutica estadounidense Pfizer, con el fin de obtener datos sobre el desarrollo de una vacuna contra la Covid-19.

El papel de China en el negocio de las criptomonedas

El último ataque informático de Corea del Norte en el campo de las criptomonedas tuvo lugar pocos meses antes de que China anunciara restricciones a las operaciones con este tipo de productos monetarios. El veto del Comité del Consejo de Estado anunciado por el viceprimer ministro Liu He a los mineros que sostienen la tecnología blockchain a partir de la que se obtienen las divisas encriptadas, fue en apariencia uno de los grandes motivos del reciente declive de las criptomonedas que, desde la prohibición de Pekín, han llegado a perder casi la mitad de su valor.

No debemos olvidar que a pesar de su naturaleza descentralizada, el 65% de toda la minería de criptomonedas del mundo depende de China, una cifra que asciende hasta el 75% en el caso de solo contar el bitcoin. Por ello, y después de las restricciones anunciadas, muchos de los mineros que se encargan de emitir las nuevas monedas y asegurar la web, estarían ahora planteándose la mudanza de los sistemas a otros países y, entre los posibles lugares de destino, no cabría descartar Corea del Norte, de quien China ha sido tradicionalmente un aliado incondicional.

COMPARTIR: