07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El streamer Adrián Sáenz dio a conocer este método que sirve para copiar estrategias de mercado de otros 'traders', sin fiabilidad alguna

El ‘copy trading’: La inversión que hace perder millones de euros a seguidores en YouTube

Infografía explicativa del 'copy trading'.
Infografía explicativa del 'copy trading'.
El ‘copy trading’ es un método para invertir copiando las estrategias de otros inversores o ‘traders’. A pesar de su sencillez, tiene el riesgo de perder todo lo invertido. Así les ha sucedido a algunos seguidores del 'youtuber' Adrián Sáenz, que grabó varios vídeos probando este método. A pesar de que Sáenz consiguió rescatar sus inversiones a tiempo, muchos de sus seguidores vieron cómo perdían todo su dinero.

“Hace cuatro meses empecé a invertir en ‘copy trading’. Invertí 10.000 euros y cuatro meses después tengo 20.000 euros”. Así arrancaba el youtuber Adrián Sáenz en su último vídeo sobre el ‘copy trading’, un método de inversión que a continuación afirmaba no recomendar.

Antes de este, el youtuber ya había hecho cuatro vídeos sobre el copy trading. En todos era él mismo quien invertía, mostrándole a sus suscriptores los resultados de usar este método durante un día, una semana y dos meses. Al cabo de todo este tiempo, Sáenz incrementó su inversión, pero también sus ganancias.

El youtuber llegó a poner enlaces de afiliado, con los que recibía una comisión por cada nuevo usuario que se unía a la plataforma y al ‘trader’ que él mismo usó para sus inversiones. Algunos de sus suscriptores siguieron su ejemplo y decidieron probar suerte a pesar del alto riesgo que suponía ese tipo de inversión. Según informa El Periódico, miles de pequeños inversores perdieron hasta 17 millones de euros por confiar en Leviatán —el ‘trader’—, que conocieron por vídeos como el de Sáenz y otros youtubers.

¿Qué es el ‘copy trading’?

Según indican diferentes portales especializados, el ‘copy trading’, como su propio nombre indica, es una técnica que consiste en copiar las inversiones de otros usuarios. Un trader (que se podría traducir como inversor o especulador) pone a disposición del resto de personas la información sobre los distintos activos en los que decide poner su dinero, así como las cantidades, y estas deciden copiarlo. A cambio, el ‘trader’ se lleva una comisión.

Este tipo de inversión se considera sencilla para aquellas personas que desean invertir pero no saben cómo hacerlo, ya que copian las estrategias de aquellos inversores con más experiencia. Sin embargo, también conlleva un alto riesgo al no conocer a la persona que está al otro lado de la pantalla y que guía todos los movimientos e inversiones.

Este tipo de inversiones se utilizan para cualquier tipo de activo, ya sean materias primas, divisa o incluso criptomonedas. En este último mercado se utiliza el copy trading en gran medida, favorecido por plataformas especializadas como eToro, Bybit y BingX.

Aunque los expertos en la materia comentan las ventajas y facilidades de este tipo de inversiones, también lo hacen sobre su alto riesgo. Sobre todo si dentro del copy trading se utilizan estrategias como la denominada martingala.

La martingala es una estrategia que no solo se utiliza dentro de este método de inversión, sino que también es muy común en los casinos. Es de alto riesgo y consiste en duplicar la inversión cada vez que se pierde dinero para, de este modo, tener beneficios más rápidamente.

La martingala del ‘broker’ Leviatán

Concretamente, el caso anteriormente mencionado del youtuber Adrián Sáenz consistía en un ‘copy trading’ que utilizaba la estrategia martingala. Después de su experiencia, Sáenz afirmaba que con este método “vas a perder todo tu dinero con un 100% de probabilidad”.

El youtuber decidió invertir a través de la plataforma Roboforex con tres ‘traders’ diferentes. Uno de ellos —Leviatán­— es el que le consiguió más ingresos, como relata él mismo a través de sus vídeos. Sin embargo, fue este inversor el que también informó a aquellos que copiaban sus estrategias que habían perdido todo su dinero. Según informa El Periódico, algunos de ellos se han unido a un despacho de abogados para poner una reclamación colectiva contra la plataforma Roboforex.

Por su parte, Sáenz —cuyo canal de Youtube tiene más de 1,2 millones de suscriptores— logró retirar el dinero a tiempo. Sin embargo, a raíz del problema causado por Leviatán, el youtuber explicó en su último vídeo que no se considera un “experto” en la materia, solo una persona que “prueba un montón de cosas” para ver si “consigue algo de dinero”.

En el resto de sus vídeos advertía sobre los riesgos de invertir, invitando a sus seguidores a “informarse antes de hacer una inversión” y afirmando que su experiencia no era “una recomendación”.

COMPARTIR: