28 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Qué es la domótica

Lo que hasta hace poco parecía algo del futuro, solo al alcance de unos pocos e incluso con aplicaciones que muchas veces se consideraban poco prácticas e incluso frívolas es ahora una realidad que nos trae la domótica.

Los avances hacia la casa domótica en estos últimos años son enormes, están llegando a muchos hogares y ayudándonos a gestionar nuestro hogar no solo de forma más sencilla y cómoda, también mejorando la eficiencia energética del hogar.

Cómo nos ayuda la domótica en el día a día

La domótica automatiza y controla la gestión inteligente de parte de la vivienda. Como hemos señalado, sus ventajas iniciales se centran en temas como el confort, pero estas se han trasladado a otros como la seguridad y especialmente a la hora de gestionar eficientemente el uso de recursos limitados y costoso, como es la energía (electricidad, gas y otros combustibles) y el agua. 

Esta mejora en la eficiencia energética se centra en campos muy variados que van desde la iluminación, los electrodomésticos, el agua caliente y la climatización. Uno de los casos más evidentes está en los termostatos. Si tenemos en cuenta que uno de los gastos más importantes de nuestro hogar está precisamente en la climatización, poder gestionar la temperatura en invierno y verano de forma inteligente, tanto de nuestros sistemas de calefacción como de aire acondicionado, no solo conlleva un mayor confort, sino también importantes ahorros en nuestra factura de la luz.

Una opción similar ocurre con los sistemas de iluminación. Si la implementación de sistemas de iluminación LED trajo enormes ventajas a nuestros hogares en ahorro y eficiencia, esta mejora gracias a su control central. De nuevo confluyen confort y ahorro, permitiendo no solo el encendido y el apagado, sino otra de las ventajas de los sistemas LED incluso atenuar muchas de las fuentes de iluminación creando o adaptando distintos ambientes a nuestros gustos o necesidades.

Además, mediante el uso de un sistema de monitorización de consumos, podremos comprobar el consumo energético de su hogar. Gracias a ello podremos conocer nuestros hábitos, adaptarlos e incrementar su ahorro y eficiencia, algo vital como estamos viendo en estos días.

No solo es ahorro, también una de las ventajas más valoradas está en la mejora de la seguridad de nuestro hogar. No solo hablamos de seguridad exterior, contra intrusiones, algo que se consigue con cámaras, detectores de movimiento o de apertura de puertas y ventanas, indispensables cuando estamos fuera de nuestra casa o incluso dentro, sino de detectar problemas que pueden causar importantes perjuicios materiales e incluso personales. La conexión de detectores de humo, de humedad, de calidad del aire o de temperatura, son fundamentales para poder alertar y actuar en caso de incendio o escape de gas o agua. Todo ello pudiéndose incluso controlar cuando no estamos en el hogar, por lo que es de gran ayuda incluso en segundas viviendas, en el que cualquier tipo de fuga puede ocasionar problemas graves en el hogar y a terceros.

Además, Instalar un sistema domótico en una vivienda está al alcance de casi cualquier bolsillo. Con una pequeña inversión, no solo conseguirás recuperarla mediante ahorro, también colaborarás en construir un mundo más sostenible.

COMPARTIR: