18 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El 37 por ciento de los mensajes han sido enviados por gente del entorno cercano al menor, según un estudio del fabricante de teléfonos WIKO

La mitad de los menores españoles han recibido mensajes de contenido sexual durante los últimos dos años

Un 46 por ciento de los jóvenes de 18 años han recibido mensajes de contenido sexual en los últimos dos años, cuando aún eran menores. De la cifra, un 37 por ciento son procedentes de personas de su entorno, según se desprende del primer 'Observatorio de la Generación Z a través de su smartphone', realizado por el fabricante europeo de teléfonos móviles WIKO a partir del testimonio de mil jóvenes españoles de entre 18 y 24 años.

La investigación tiene como objetivo analizar los hábitos de los jóvenes con estos dispositivos y fomentar un buen uso de la tecnología móvil. Asimismo, revela que, del 37 por ciento de menores que recibieron mensajes de contenido sexual de conocidos, un 26 por ciento eran mujeres, mientras que el porcentaje de hombres asciende al 43 por ciento, según ha informado la compañía.

El estudio también recoge que dos de cada diez jóvenes de 18 años (el 20,9 por ciento de los encuestados) reconocen haber enviado mensajes de contenido sexual en el periodo en el que aún eran menores de edad.

Así, concluye que el porcentaje de jóvenes que reciben contenido sexual aumenta una vez superada la mayoría de edad, así como que el 64,86 por ciento de las personas encuestadas afirman haber recibido alguna vez este tipo de mensajes.

En este sentido, los jóvenes mayores de edad que admiten haber recibido mensajes con contenido sexual indican que el 35,05 por ciento de los mismos están protagonizados por alguna persona de su entorno, una cifra similar a la de antes de cumplir los 18 años. Por otra parte, el 32,8 por ciento de los jóvenes encuestados reconocen haber enviado ellos mismos mensajes de carácter sexual.

Los jóvenes españoles crean su primer perfil en redes sociales a los trece años

El estudio de WIKO parte del análisis de la presencia de los jóvenes españoles en redes sociales y pone de manifiesto que el 98,62 por ciento de los encuestados tiene un perfil creado en alguna red social, siendo Instagram la más popular (91,93 por ciento), seguida de Youtube (86,71 por ciento).

La investigación revela que, de media, los jóvenes españoles crean su primer perfil en redes sociales a los trece años, excediendo en muchos casos los límites legales. En concreto, en España es obligatorio que en redes sociales, como Instagram y Facebook, los usuarios tengan, al menos catorce años.

En Youtube es posible tener una cuenta a los trece con un consentimiento de los padres o tutores, mientras que en el caso de Twitter o WhatsApp la edad mínima es de 13 años y no es necesaria una autorización.

Un cinco por ciento de los "Challenges" asociados al bullying

El informe también determina que el 37,01 por ciento de personas de entre 18 y 24 años reconoce haber participado en algún reto viral a través de redes sociales, de los cuales un doce por ciento afirma hacerlo con cierta asiduidad.

Asimismo, un 24 por ciento del total asegura no haber participado nunca en un reto y un 29 por ciento de las personas de 18 años reconoce haber participado en alguna ocasión en estos challenges cuando eran menores.

De entre todos los que han llevado a cabo algún challenge, algunos reconocen haber participado en una novatada, bullying o broma pesada (4,72 por ciento), o en un reto viral de miedo o terror (3,05 por ciento).

De entre todos los que han llevado a cabo algún challenge, algunos reconocen haber participado en una novatada, bullying o broma pesada

Además, algunos de los jóvenes encuestados (1,97 por ciento) afirman haber participado en restos que implicaban poner en riesgo su integridad física o la de otros. Sin embargo, los retos virales a los que más se han sumado las personas de entre 18 y 24 años se corresponden con bromas o son de carácter divertido (27,46 por ciento), seguidos por los retos de concienciación (16,93 por ciento) y los deportivos (15,06 por ciento).

Ocio, pero también sexo

Otra de las conclusiones a la que llega el estudio es que nueve de cada diez jóvenes usan el móvil principalmente por ocio, siendo un 85 por ciento para consultar las redes sociales y un 78 por ciento para estar en contacto con su familia.

Asimismo, el 62 por ciento utilizan su smartphone para ver películas, hablar con compañeros de clase (60 por ciento) y estar informado de la actualidad (59 por ciento). Además, un 25 por ciento de los jóvenes de entre 18 y 24 años utiliza el móvil para ver contenido de tipo sexual, un 17,19 por ciento de los cuales son mujeres, frente al 32,56 por ciento de los hombres.

COMPARTIR: