22 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En teoría los usuarios de la Unión Europea (UE) están protegidos ante el monopolio de la mutinacional Facebook

Los datos que se quedan las APP: La nueva y polémica ley de privacidad de Whatsapp

Ahora es el momento de elegir.
Ahora es el momento de elegir.
Con el inicio del nuevo año 2020 la red social de mensajería instantánea por excelencia, WhatsApp, ha actualizado su política de privacidad. Los primeros avisos ya han llegado a los usuarios de la aplicación, que deberán aceptarla para poder usar la plataforma. Para los ciudadanos de la Unión Europea, la aceptación de la política de privacidad no supondrá ningún cambio y sirve solo para seguir usando la APP o eso aseguran. Mientras, millones de personas se descargan Telegram.

La notificación de la nueva política de privacidad de WhatsApp a principios de año causó un gran interés a todos sus usuarios, celosos de su privacidad. Pero la modificación de la política de privacidad no supone un gran cambio para los usuarios españoles, que seguirán teniendo las mismas garantías respecto a sus datos personales gracias a la política de privacidad de la Unión Europea. Sin embargo, el pasado 12 de enero, la aplicación Telegram, rival de Whatsapp, superó los 500 millones de usuarios activos y declaraba que "solo en las últimas 72 horas más de 25 millones de nuevos usuarios se unieron a Telegram". Los usuarios están mudando de una a otra aplicación por esta nueva política de privacidad.

Los cambios que introduce ahora Whatsapp se deben a la compra de la aplicación por Facebook en 2014. En ese año, la red social estadounidense compró WhatsApp por 16.000 millones de dólares y aseguró que no tenía forma fiable y automática de relacionar a los usuarios de ambas cuentas. Cuando finalizó el proceso de compra en 2016, Facebook empezó a intercambiar datos entre ambas aplicaciones, en especial los números de teléfonos de los usuarios.

A partir del próximo 8 de febrero, Facebook, a través de WhatsApp, podrá acceder a la siguiente información de la cuenta de los usuarios: Identidad del dispositivo; identidad del usuario; identidad del usuario con el que se interactúa; datos publicitarios; historial de compras y datos de transacciones de pago en aquellos países donde estén habilitados los pagos en la plataforma; ubicación; correo electrónico; contactos; interacción con productos; datos de crash; información de rendimiento; información de diagnóstico; apoyo al cliente, y otros contenidos del usuario. 

Mayor privacidad para los europeos

Los ciudadanos de la Unión Europea tendrán mayor privacidad y solamente deberán aceptar el mensaje que aparece en la pantalla y que alerta sobre el cambio en la política de privacidad para poder seguir usando la plataforma. Nada cambia para los europeos ya que en Europa WhatsApp funciona a través de la empresa WhatsApp Ireland Limited. Esta empresa está regulada por la Unión Europea y como es diferente de la del resto del mundo, a los usuarios de la Unión se les pueden ofrecer condiciones y acuerdos diferentes.

Actualmente, Facebook se encuentra regulado por el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea, que entró en vigor el pasado 25 de mayo de 2018 y no puede usar los datos de WhatsApp en otras aplicaciones u ofrecerte productos. Este reglamento “proporciona a los ciudadanos de la UE un mayor control sobre sus propios datos personales, mejorando su seguridad online y fuera de la red” y establece “un estándar global de protección de datos”.

Listado de los datos a los que acceden las distintas aplicaciones de mensajería instantánea más populares

Para los usuarios de la red social que no residan en la Unión Europea, Facebook  recopila y almacena los siguientes datos: historial de compras, información financiera y datos de pago, ubicación exacta y ubicación aproximada, correo, nombre, número de teléfono, otra información del usuario, contactos, fotos y vídeos, contenido de juegos, otros contenidos del usuario, historial de búsqueda, historial del navegador, identidad del usuario, identidad del dispositivo, interacción del producto, señas, información publicitaria, datos de crash, datos de rendimiento, información de otros diagnósticos, otro tipo de datos como salud, fitness u iMessage, archivos de audio, información al cliente e información sensible. 

La competencia de WhatsApp aumenta

La nueva política de privacidad de WhatsApp ha generado la desconfianza de los usuarios. Por esto muchos de ellos han optado por usar otras aplicaciones de mensajería instantánea. La más descargada ha sido Signal, que se ha situado a la cabeza de descargas en Apple Store y Google Play. Estas descargas se han disparado sobre todo en India, Alemania, Francia y Hong Kong y provocaron algunos problemas técnicos.

La aplicación ofrece una ventaja, y es que se pueden pasar los grupos de WhatsApp a la nueva aplicación de una forma rápida y sencilla que se explica a través de un vídeo tutorial de la propia Signal. Es considerada como una de las aplicaciones más seguras del mercado por su capacidad para encriptar mensajes de extremo a extremo y llamadas de audio y vídeo —algo que también hace WhatssApp—. Al contrario de WhatsApp, no guarda metadatos ni copias de seguridad indeseadas. El único dato que guarda Signal es el número de teléfono del usuario y no hace ningún intento de vincularlo con la identidad del mismo. 

Interior de la aplicación Signal

Telegram es la otra aplicación que hace la competencia a WhatsApp. Es muy utilizada por los grupos de estudiantes o de trabajo en España porque permite crear grupos con más participantes y es más fácil localizar los archivos compartidos gracias a su bot.  Al usar Telegram, la aplicación guardará la información de los contactos, los contactos en sí y el número de teléfono de los mismos. 

COMPARTIR: