18 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Casi 21.000 jovenes fueron sometidos a análisis en centros universitarios de todo el mundo para ver sus reacciónes tras usar juegos "violentos"

Un estudio de varias universidades apunta a que los videojuegos no incitan a la violencia entre los niños

Si los videojuegos incitan o no a las conductas violentas en algunos jovenes, es uno de los debates más álgidos de la paternidad. Académicos y especialistas han estudiado durante años sus efectos en el entorno psicológico y social del menor. Ahora, un estudio realizados por la Massey University, la Universidad de Tasmania y la Stetson University han demostrado que los videojuegos no influyen en la conducta violenta de sus jugadores.

El estudio titulado ¿Los estudios longitudinales apoyan las relaciones a largo plazo entre el juego y el comportamiento agresivos de los jóvenes? Un examen meta analítico, que fue publicado en la revista científica “The Royal Society”    indica que los videojuegos no tienen ningún tipo de relación con el comportamiento violento de las personas que lo jueguen.

La investigación hizo usos de varias prácticas para poder evaluar el comportamiento de los participantes. Utilizaron una medida de resultado estandarizado para la agresión y clasificaciones independientes como académicos o tablas de clasificación. 

También, utilizaron una medida de agresión clínicamente validada utilizando mas de un encuestado, por ejemplo, los padres o hermanos. De igual forma, realizaron una preinscripción del plan de análisis, para evitar resultados engañosos en la investigación.  

Para llevar a cabo la investigación, estudiaron a 21 mil personas voluntarias para medir en ellos el impacto que los juegos violentos podrían tener en sus conductas.

No existe relación

Después de realizar el estudio, los investigadores de la la Massey University, la Universidad de Tasmania y la Stetson University llegaron a la conclusión de que no existe ninguna evidencia que muestre una relación entre los videojuegos y el comportamiento violento que algunos jugadores pueden tener.

“Los estudios no parecen respaldar las conexiones a largo plazo entre el contenido agresivo de los juegos y la agresividad juvenil”, expresaron los investigadores en el estudio. 

El estudio descarta la posibilidad de que los videojuegos influyan en el comportamiento de los jugadores. 

 

El estudio reflejó que el efecto general del contenido agresivo del juego sobre la agresión conductual estuvo por debajo del límite pre-registrado, para un efecto prácticamente significativo. 

Por esta razón, la investigación actual no puede apoyar la hipótesis de que los videojuegos tienen un impacto violento significativo a largo plazo en la agresión juvenil. 

Incluso, los investigadores añadieron que las “investigaciones experimentales en efectos de corto plazo que el contenido agresivo de los juegos tiene sobre las conductas agresivas de los jugadores tienen resultados inconsistentes”.

Estudios anteriores 

En el estudio los investigadores indicaron que se han realizado más de 100 estudios experimentales sobre los efectos agresivos del juego, pero ninguno ha tenido resultados confiables.

Asumen que un estudio longitudinal podría aclarar las dudas sobre el efecto agresivo de los videojuegos. No obstante, se han llevado a cabo más de dos docenas de estudios longitudinales, estos han tenido resultados heterogéneos.

Es decir, algunos han encontrados evidencia que sustenta la hipótesis de que los videojuegos influyen a la violencia y otros dicen que no. 

Sin embargo, estos estudios ahora son parte del pasado, ya que el estudio que realizaron los investigadores de la Massey University, la Universidad de Tasmania y la Stetson University demuestran que, en efecto, los videojuegos y la violencia no están relacionados.

 

COMPARTIR: