27 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

¿Has borrado tus datos del ordenador?: No todo está perdido

Los ordenadores se han convertido en un elemento de trabajo fundamental. Cada día hacemos más tareas con ellos en el trabajo y hasta en el hogar. Equipos más potentes y mejores conexiones, por ejemplo, lleva a que miles de trabajadores puedan incluso teletrabajar de forma eficiente. Pero todo esto se puede venir al traste cuando borras un archivo con todo tu trabajo.

Pero todo no está perdido, puedes descargar Recuva desde su web, una herramienta sencilla de instalar y manejar que puedes conseguir gratis con la que es posible recuperar esos archivos que se han eliminado por diferentes razones.

Riesgos externos

 

No hay un sistema infalible que evite que en tu ordenador haya una pérdida de archivos. No solo eso, hay riesgos incluso externos. Protegerse de los mismos supone una primera barrera, pero en muchos casos es insuficiente por eso es necesario tener una herramienta como Recuva.

Por ejemplo, uno de los riesgos externos más importantes está en el hackeo externo de tu ordenador. Desde luego, tener un sistema más completo posible de protección para tu PC es muy importante, así intentas evitar virus, troyanos, gusanos. Incluir un filtro antispam es fundamental también para filtrar y separar mensajes peligrosos. Todas estas medidas reducen el riesgo, pero no lo evitan.

Los “malos”, los ciberdelincuentes, lanzan constantemente nuevas amenazas, de distintas formas, más disimuladas e innovadoras, lo que lleva a que se salten incluso estos filtros y de forma disimulada incluso seamos nosotros los que permitamos que se apoderen del ordenador y nuestros archivos.

Riesgos internos de pérdida de archivos

Pero no solo pensemos en amenazas de fuera, aún siendo muy importantes no son las únicas. También somos nosotros los que muchas veces de forma involuntaria borramos archivos por un simple error o porque el sistema no funcione.

Un consejo sencillo, pero de enorme utilidad es revisar la papelera. Nuestro sistema de eliminación de archivos nos ofrece una doble oportunidad. Podemos trasladar sin querer un archivo en la papelera, pero después tenemos que confirmar el borrado de la misma. Si vaciamos la papelera de forma automática, algo que hacemos de forma muy frecuente, esta seguridad adicional la eliminamos. Por todo ello, tómate unos segundos y antes de borrar la papelera entra en ella y revisa los archivos. Ponerlos en orden por su nombre es de gran ayuda para poder localizar aquellos archivos que has depositado por algún error.

Tampoco te fíes de los sistemas de guardado automático que ofrecen programas como Excel o Word. Es cierto que en ocasiones, cuando tu ordenador tiene un apagado brusco o un error en el propio programa que cierre la aplicación, permite recuperar el archivo, pero no es perfecto. En primer lugar, porque, en el mejor de los casos, la versión que recuperas no es la última y la pérdida de información que hayas incorporado no contenga todas. La segunda, porque si en el proceso de recuperación del ordenador tras reiniciarse vuelve a producirse el error no tienes una segunda oportunidad y habrás perdido el archivo.

Estos ejemplos, externos e internos, son solo una parte de tus riesgos. Hay mucho más, y tener la ayuda de una aplicación como Recuva es sin duda una gran ayuda para salvaguardar tu trabajo.

 

COMPARTIR: