10 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Policía Nacional ha desmentido este engaño y la existencia de este tipo de sustancia psisotrópica que al parecer se reparte en centros educativos

“Los dulcecitos”: El bulo sobre la droga en colegios que circula en WhatsApp y pone en alerta

Muchos bulos se divulgan a través de Whatsapp.
Muchos bulos se divulgan a través de Whatsapp.
“Los dulcecitos”: El nuevo bulo sobre estupefacientes que circula en WhatsApp y pone en alerta a muchos padres. Varios grupos de progenitores han viralizado un rumor falso que alerta de que un nuevo tipo de estupefaciente está siendo repartido en los colegios. La Policía Nacional ya ha desmentido la existencia de esta nueva droga y ha tildado de “bulo” la noticia que se está compartiendo a través de la red social.

El último bulo que se ha difundido a través de WhatsApp ha sido el falso rumor sobre una nueva droga llamada “dulcecitos” que, según el bulo, estaba siendo repartida en las escuelas. “Para todas las que tienen hijos en escuelas, señala la cadena, está apareciendo una nueva droga que les llaman dulcecitos. Mamá y papá, estemos en alerta”. Este ha sido el mensaje compartido por decenas de padres que, preocupados, no comprobaron la veracidad del texto antes de enviarlo de nuevo. Información sesgada, manipulación informativa o bulos son algunos términos que cada vez están más presentes en nuestra sociedad.

En plena era digital, la información falsa en Internet se propaga a gran velocidad, sin ser identificada en muchos casos. Este contexto perjudica a todas las personas que utilizan las redes sociales, ya que se enfrentan a contenidos falsos o erróneos que son difícil de identificar frente a información útil, contrastada y veraz. 

Rumor falso a través de WhastApp.

La Policía Nacional ha desmentido este bulo y la existencia de este tipo de estupefacientes que supuestamente se repartían en colegios. Los grupos de padres y madres pueden ser muy útiles para alertar de cualquier problema o informar sobre una noticia en el colegio, sin embargo, hay que tener especial cuidado en cadenas de este tipo. Antes de reenviar el mensaje, hay que conocer cuál es el origen para identificar si es real. 

Aprender a navegar entre 'fakes news'

La alfabetización digital es una tarea pendiente en España, donde solo el 30% de los jóvenes españoles han recibido información para identificar la desinformación. La documentación, el apoyo y las herramientas necesarias son imprescindibles para detectar bulos y participar de manera crítica y segura en Internet. 

Combatir la desinformación y sus efectos es una cuestión de derechos y una responsabilidad conjunta que debemos de tener en cuenta. Los niños y adolescentes tienen el poder de detectar bulos y aprender con información útil y veraz gracias a la alfabetización digital.

De acuerdo con los datos que señala el informe The Truth Gap: (Des)informadas online, elaborado por Plan Internacional a partir de más de 26.000 encuestas a jóvenes adolescentes de entre 15 y 25 años en 26 países, las mentiras y los bulos en Internet también están afectando a la salud mental de los jóvenes.

Al 91% de los niños encuestados les preocupa la desinformación e incluso un 46% reconoce haber sufrido tristeza, depresión, estrés o ansiedad como consecuencia de la existencia de bulos en internet. 

En España, el 38% de menores ha tenido efectos negativos en su bienestar emocional y de estos, el 19% confirma además haberse sentido inseguro físicamente. Según los expertos, tiene que realizarse un esfuerzo para separar los hechos de las opiniones y bulos, llenos de estereotipos. En este sentido, el 15% de los encuestados en nuestro país asegura haber dejado de participar en asuntos políticos y como consecuencia el 14% reconoce que estas informaciones han afectado a su confianza en los resultados electorales.

Por otro lado, existen otro tipo de bulos o engaños con fines diferentes. Es el caso de WhatsApp Gold, un virus que se escondía con el nombre del servicio de mensajería y se dedicaba a infectar los teléfonos a través de virus. Este programa ofrecía a los usuarios todo tipo de funciones, incluidas las que la aplicación real no tiene, como eliminar mensajes ya enviados o compartidos. El objetivo de esta aplicación era cobrar grandes cantidades de dinero a aquellas personas que utilizasen esta falsa plataforma. 

COMPARTIR: