31 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un usuario de Twitter alertó de que había puesto un artefacto explosivo en la tienda Primark, situada en las instalaciones de Parquesur en Leganés

El poder de las redes sociales: Un tuit provoca el desalojo de un centro comercial por riesgo de bomba

Centro Comercial Westfield Parquesur.
Centro Comercial Westfield Parquesur.
La mitad del Centro Comercial Westfield Parquesur fue desalojada el pasado miércoles por un aviso de bomba. La alerta saltó cuando un usuario publicó en su cuenta de Twitter que había puesto “una bomba en el Primark de Parquesur” (Leganés). Como medida preventiva, los cuerpos de seguridad del Estado desalojaron el recinto antes de inspeccionar la zona. En Navidad, los centros comerciales refuerzan su seguridad ante posibles ataques terroristas.

Los centros comerciales son especialmente visitados en estas fechas. Un lugar resguardado del frío y la lluvia en el que poder hacer las últimas compras navideñas. La acumulación de personas en estos espacios hace que, cada año, los cuerpos de seguridad del Estado refuercen las medidas para garantizar el correcto funcionamiento. Sin embargo, el pasado miércoles un aviso de bomba a través de un tuit ponía en alerta a la Policía.

“Hola acabo de poner una bomba en el Primark de Parquesur”. Así constaba en el mensaje publicado en Twitter, que posteriormente fue eliminado. Para entonces, algunos usuarios de la red social ya habían avisado a las autoridades, que se trasladaron al centro ubicado en Leganés para tomar medidas. Unas que consistieron en la evacuación de la mitad del centro comercial, desde la zona de la tienda FNAC (situada en el centro del recinto) hasta el ya mencionado Primark, que está en un extremo.

La megafonía del centro comercial, para no alertar a los todavía presentes, informaba que la evacuación tenía lugar por “problemas técnicos”. Mientras tanto, los agentes de policía inspeccionaban la tienda. Según ha informado Vozpópuli, los agentes comprobaron que no había ningún artefacto, por lo que el tuit se trataba de una falsa alarma.

Refuerzo de seguridad en los centros comerciales

A los cuerpos de seguridad del Estado no les coge de sorpresa este tipo de avisos. Desde el Ministerio del Interior —dirigido por Fernando Grande-Marlaska— anunciaron recientemente que mantendrían activo “el Nivel 4 del Plan de Prevención y Protección Antiterrorista”, además de “reforzar las medidas previstas de ese nivel para ajustarlo a las características propias de ese periodo de final de año”. Algunas de las zonas que cuentan con estos refuerzos son campos de fútbol, templos religiosos, transporte público o los propios centros comerciales.

Y como parte de estos refuerzos algunos cuerpos de seguridad del Estado han estado desarrollando simulacros de atentados terroristas en algunos centros comerciales. La Guardia Civil de Valladolid lo hizo en el Centro Comercial Equinoccio (ubicado en Zaratán) y la Policía Nacional en el Centro Comercial Las Huertas y el hipermercado Carrefour de Palencia.

Primark de Parquesur.

El objetivo de estos simulacros es reflejar al máximo posible lo que sucedería en estas situaciones, de ser reales, para movilizar a los equipos necesarios y abordar el problema con eficacia. Sirven, además, como un modo de control que establece puntos de mejora.

La magnitud de la amenaza varía con cada aviso o ataque terrorista, por lo que también varían las unidades que acuden a los lugares, que pueden ir desde el equipo de explosivos (para desactivar, como en el caso del Centro Comercial Westfield Parquesur, posibles bombas), hasta vigilantes de seguridad y Policía Local pasando por miembros de la Cruz Roja.

El recuerdo del atentado del Hipercor de Barcelona

Aunque en los últimos tiempos los centros comerciales españoles han podido recibir amenazas de bomba y ataques terroristas, ya han pasado 35 años desde el ataque real más sangriento de los últimos tiempos: el del Hipercor de la Meridiana (Barcelona).

Atentado del Hipercor de Barcelona.

Era el 19 de junio de 1987. El grupo terrorista ETA protagonizaba atentados terroristas a lo largo del país en un intento por alcanzar sus objetivos. Uno de estos ataques fue en el citado Hipercor de la Ciudad Condal. El grupo terrorista colocó un coche bomba en la primera planta del aparcamiento del supermercado.

A causa de la explosión fallecieron quince personas el mismo día, asfixiadas por el humo o quemadas por la bomba, y 45 resultaron heridas. Unos días más tarde, murieron seis personas más. En el recuento total de víctimas se hallaban cuatro niños.

A pesar de que se recibieron avisos de la bomba que iba a estallar pidiendo el desalojo del centro, el personal de seguridad no encontró indicios en su búsqueda, por lo que el supermercado siguió operando con su afluencia habitual.

El reciente aviso del Centro Comercial Westfield Parquesur, en Leganés (Madrid), finalmente ha quedado como un susto para los presentes que acudieron al recinto.

COMPARTIR: