22 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Todos los detalles sobre el peritaje informático

Bajo previa promesa de decir la verdad y actuar con la mayor objetividad posible, un perito informático judicial proporciona a particulares, empresas y hasta el sistema judicial, los conocimientos técnicos en materia de pruebas digitales de delitos informáticos.

En las últimas décadas, con los avances de la tecnología y la masificación de los servicios de Internet, el peritaje informático se ha convertido en una herramienta altamente demandada por empresas, instituciones públicas y otros organismos, para solucionar litigios en tribunales. En este sentido, un experto en peritaje informático colegiado es capaz de ayudar a las empresas en la presentación de pruebas informáticas en procedimientos judiciales.

¿Qué es el peritaje informático?

Si de delitos informáticos se trata, el peritaje informático es la disciplina que se encarga de realizar los análisis forenses sobre evidencias digitales en cualquier procedimiento judicial. Así, como los jueces no poseen suficiente formación tecnológica, acuden a los peritos informáticos colegiados quienes, forzados a decir la verdad en todo momento, validarán las pruebas digitales recolectadas con objeto de ser aportadas en el procedimiento judicial.

De esta manera, el perito informático se convierte en un importante auxiliar de la justicia. Asimismo, este profesional de la ingeniería informática o ingeniería técnica en informática de sistemas puede emitir un dictamen objetivo tanto para un juez, como para particulares involucrados en un procedimiento judicial.

¿Cuándo se debe contratar a un perito informático?

De acuerdo con el artículo 335.1 de la Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil, un perito informático es necesario cuando se precisen “conocimientos científicos, artísticos, técnicos o prácticos para valorar hechos o circunstancias relevantes en el asunto o adquirir certeza sobre ellos, las partes podrán aportar al proceso el dictamen de peritos que posean los conocimientos correspondientes o solicitar, en los casos previstos en esta ley, que se emita dictamen por perito designado por el tribunal.”

Es decir, durante un procedimiento judicial en donde una de las partes quiera aportar una evidencia informática al caso, es obligatorio contratar a un perito informático para que, a través de la peritación y el análisis forense de las evidencias, considere si se puede utilizar como prueba en el juicio. Entre las evidencias informáticas las cuales este profesional puede evaluar su validez, se encuentran:

  • Mensajes de texto, SMS
  • Correos electrónicos
  • Conversaciones de WhatsApp, Telegram y otras aplicaciones
  • Audios, vídeos, etc.
  • Mensajes de redes sociales como Twitter y Facebook, entre otros
  • Contenido publicado en Internet
  • Discos duros con Windows, Linux y Mac
  • Etc.

Aunque algunas personas, por desconocimiento, en la actualidad, aún consideran esta disciplina como algo prescindible, nada más lejos de la realidad. El peritaje informático es una tarea compleja en la que sólo los peritos informáticos colegiados y con experiencia en el área pueden convertir una evidencia legal en una prueba.

Así, quien ejerce como perito informático, por lo general, tiene un amplio conocimiento sobre análisis forense informático, además de contar con una larga experiencia en el manejo de las herramientas forenses más actualizadas e importantes del mercado.

Principales servicios que ofrece un perito informático

Un servicio de peritaje informático brinda un soporte a quiénes, particulares o empresas, necesiten un análisis de pruebas informáticas. Pero además, se encarga de:

  • Elaborar un informe pericial informático y su defensa ante la autoridad judicial o arbitral.
  • Cumplimiento de contrato en desarrollo e implantación de sistemas informáticos y verificación de la correcta implantación del sistema de software en el cliente.
  • Autentificación y certificación de correos electrónicos y mensajes de WhatsApp.
  • Espionaje industrial y revelación de secretos de empresa.
  • Uso de las aplicaciones de un ordenador durante la actividad laboral.

Por otra parte, dentro del contraperitaje y metaperitaje informático y el análisis forense, al peritaje informático también se le confía:

  • Análisis de peritajes informáticos elaborados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y contraperitación de los mismos.
  • Realización de peritajes sobre informes periciales informáticos al objeto de determinar su adecuación a la práctica técnica y procesal.
  • Clonado y análisis forense de dispositivos físicos como discos duros y memorias USB.
  • Recuperación de datos borrados de cualquier dispositivo físico (discos duros, memorias USB, teléfonos móviles, etc.).
  • Recuperación de mensajes y contenido de dispositivos móviles y de aplicaciones como WhatsApp.
  • Análisis y eliminación del rastro en Internet.
  • Borrado seguro de información.
  • Análisis de ficheros informáticos para determinar su integridad o manipulación como fotografías, audios, vídeos, etc.
  • Análisis forense de correos electrónicos para determinar su integridad o manipulación.
  • Análisis forense de documentos impresos.

¿Quién puede ejercer como perito informático en España?

Según el artículo 340 de la ley de Enjuiciamiento Civil, es necesario que los peritos posean el título oficial que corresponda a la materia objeto del dictamen y a la naturaleza de éste. En este sentido, este auxiliar de la justicia en casos de delitos informáticos debe estar formado en ingeniería superior en informática, ingeniería técnica en informática de sistemas, u otras relacionadas.

Si un particular o una empresa contratan los servicios de un perito informático que no posea la titulación legal, se arriesgan a que la peritación pudiera ser rechazada y declinada.

Aunque el peritaje informático constituya un campo relativamente nuevo, su importancia de seguro incrementará en los años futuros gracias al avance vertiginoso de la era digital.

COMPARTIR: