25 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

¿Es posible alargar la vida útil del portátil? Expertos nos explican cómo hacerlo

Ahora que comenzamos a pasar por un momento en el cual la tecnología está subiendo de precio por culpa de los microchips, puede ser una buena idea intentar alargar la vida útil del portátil.

Intentar alargar la vida útil del portátil no solo debe realizarse con el objetivo económico, también medioambiental. Se ha demostrado en muchas ocasiones que los portátiles se cambian por tener lo último en tecnología, pero no porque realmente se necesite el cambio. Para evitar problemas, te vamos a mostrar algunos trucos que te ayudarán a alargar la vida del portátil lo máximo posible. Ahorrarás dinero y además conseguirás proteger un poquito más el medio ambiente.

1- Cuidado con las altas temperaturas

El ordenador sufre mucho con las altas temperaturas. El portátil por sí solo ya emite calor. Si el calor ambiental todavía es más alto, eso puede provocar un sobrecalentamiento que ponga en juego el buen funcionamiento del ordenador.

Para evitar problemas provocados por el calor, en la medida de lo posible deberás trabajar en zonas con pocas concentraciones de calor. No solo me refiero a zonas con una temperatura agradable, sino que tendrás que alejar el portátil de fuentes que puedan soltar un extra de calor. Así la refrigeración de tu portátil resultará un poco más sencilla y en consecuencia será más fácil que el calor no le influya.

No olvides limpiar correctamente las rejillas por las cuales sale el aire. Si están tapadas por la suciedad, será más complicado que el calor pueda ser expulsado al exterior. Por ese motivo, cada cierto tiempo deberás limpiarlas para asegurarte que el calor salga sin problemas. Para que te hagas a la idea, si el ventilador se activa, pero las rejillas están taponadas, el trabajo de refrigeración no estará sirviendo para nada. Y como puedes imaginar, el calor que no puede salir al exterior provocará daños en las piezas del portátil. Es decir, la vida útil del mismo será inferior.

2- Cuidado con los golpes a la pantalla

Una de las partes más delicadas de los portátiles son las pantallas. En caso de sufrir un pequeño golpe, la misma se fracturará y en consecuencia el portátil dejará de funcionar. Pero por suerte, cuando damos un golpe a la pantalla, no es sinónimo de cambiar el portátil, hay solución al problema.

En este caso, te proponemos optar por cambiar la pantalla por una nueva. El proceso es bastante sencillo y lo podrás hacer tú mismo. En JVS-Informática podrás encontrar una gran selección de pantallas para portátiles. Solo deberás usar su buscador para encontrar la pantalla que se adapte a tu modelo de portátil. Por suerte, hay pantallas para todo tipo de dimensiones y marcas, por lo que en ese aspecto no tendrás problemas.

Una vez realizado el cambio de la pantalla, podrás volver a usar el ordenador como si nada hubiese pasado. Es una gran manera de ahorrar costes y a su vez alargar la vida útil del portátil. Muchas personas ya optan por hacer esas pequeñas reparaciones por ellas mismas y así disfrutar de sus dispositivos electrónicos durante mucho más tiempo.

3- Cuida las baterías del portátil

Uno de los grandes problemas de los portátiles es que las baterías con el uso tienden a estropearse. Eso quiere decir que la autonomía del portátil va en descenso y eso puede hacer que muchas personas quieran cambiarlo por uno nuevo.

Cambiar un portátil por uno nuevo es un error muy común que no deberías cometer, sobre todo si te gustaría darle una mayor vida útil. Si tienes un portátil Toshiba y ves que no carga, el problema puede venir dado por diferentes motivos. Puedes visitar el artículo de todohogar.wiki y conocer cuáles son las causas y soluciones al problema con la batería Toshiba. Podrás darte cuenta de que en ocasiones los fallos son pequeños, es decir, la solución es muy sencilla.

En caso de que el problema venga dado porque la batería ya ha dado todo lo que tenía que dar, no debes cambiar de portátil. La solución es tan sencilla como adquirir una batería nueva para el portátil. Así podrás disfrutar de una buena autonomía y en consecuencia podrás sacar más provecho a tu portátil. Es una medida mucho más económica que te vendrá realmente bien en todo tipo de circunstancias.

4- Ten cuidado con la humedad y las radiaciones de otros dispositivos

La humedad en los portátiles no es buena. Por ese motivo, en la medida de lo posible siempre tienes que trabajar en interior, concretamente en zonas con bajas concentraciones de humedad. No te recomendamos trabajar en el exterior en días de niebla porque la misma le perjudicará de manera directa.

También es importante evitar las fuentes de radiación de otros dispositivos. Es verdad que en muchas ocasiones no somos conscientes de esa radiación, pero está presente y puede reducir la vida útil del portátil. Por ese motivo, en la medida de lo posible deberás alejarte de ese tipo de dispositivos.

Un ejemplo es el microondas. Es verdad que pocas personas suelen trabajar en la cocina, pero si usas el portátil en la cocina, debes tener cuidado en ese aspecto. Si lo cuidas un poco, el portátil te podrá durar mucho tiempo.

5- Haz un mantenimiento adecuado

Se ha demostrado que los portátiles que disfrutan de un buen mantenimiento son ordenadores que duran mucho más tiempo.

Para que el portátil funcione correctamente a pesar de los años, es vital que el mismo tenga un buen mantenimiento. Las actualizaciones deben ser las adecuadas. Y en la medida de lo posible debes evitar instalar programas dudosos. Y cuando algo no lo uses, lo borras para dejar espacio a otras cosas.

Realizar un buen mantenimiento no es complicado, pero sí que puede ayudar a alargar la vida útil del dispositivo. No lo dudes, si cuidas un poco tu ordenador, el mismo te responderá con una duración real mucho más larga. Así podrás sacar más partido a la inversión y podrás tener la certeza de haber realizado una buena compra en su día.

COMPARTIR: