31 de marzo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La prisión onubense sólo cuenta con cuatro facultativos para una población reclusa que alcanza los 1.200 internos

Situación alarmante en el centro penitenciario de Huelva por el déficit de personal médico

Centro penitenciario de Huelva
Centro penitenciario de Huelva
El personal facultativo del centro penitenciario de Huelva se encuentra bajo mínimos. Tan solo cuatro médicos trabajan en el penal onubense para tratar a un total de 1.200 internos, una situación que llevan denunciando meses los funcionarios de prisiones con el fin de que Instituciones Penitenciarias ponga de una vez soluciones. El sindicato Acaip denuncia el déficit de personal para un módulo de enfermería por el que pasan 200 internos diariamente.

El sindicato Acaip ha denuncia el alarmante déficit de personal facultativo en la prisión de Huelva ante la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, la Consejería de Salud y Familia, el Defensor del Pueblo Andaluz, así como ante la Inspección de Trabajo. También ha señalado las deficientes condiciones labores en la que trabajan los médicos de este centro penitenciario.

La prisión onubense tan solo cuenta con cuatro trabajadores médicos para un total de 1.200 reclusos. "La situación es tan caótica que hace más de seis meses que se han tenido que suspender la realización de consultas médicas a la población reclusa ante la falta de personal. Solamente se atienden urgencias", denuncia el sindicato de prisiones Acaip.

Asimismo, señalan que "por tanto, la administración penitenciaria no garantiza  la atención sanitaria y especializada que necesita una población reclusa" y destacan que un número importante de los reclusos "padece enfermedades crónicas o psiquiátricas que necesitan un seguimiento sanitario continuo". 

Condiciones precarias en el módulo de enfermería

El sindicato Acaip critica las condiciones bajo las que están trabajando los funcionarios en el módulo de enfermería de la prisión de Huelva, por donde pasan más de 200 internos todos los días.

De este modo, pone el foco en las situaciones de graves urgencias (graves intoxicaciones de estupefacientes o incidentes regimentales) y "la presión psicológica" con la que están trabajando a diario, que aseguran "hace que la asistencia sanitaria que se presta en el centro penitenciario de Huelva se asemeje a una zona de conflicto bélico". 

En este sentido, aseveran que "como no se tomen medidas drásticas , habrá, en un plazo muy breve,  perjuicios muy graves para la salud de la población reclusa y la integridad de los trabajadores".

Por todo ello, Acaip ha denunciado la situación ante la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias, ante Jesús Aguirre, consejero de Sanidad y Familia de la Junta de Andalucía y ante el Defensor del Pueblo Andaluz. Entienden "que se está poniendo en peligro la vida de la población reclusa y la tranquilidad de sus familias".

2710_prision-huelva

Exterior del centro penitenciario de Huelva

De igual modo han denunciado ante la Inspección de Trabajo que la falta de personal médico y las condiciones precarias en las que trabajan no sólo se dan en el centro penitenciario de Huelva, sino que en las cárceles del resto del territorio nacional también se da esta circunstancia. "Están desempeñando su trabajo en una condiciones laborales paupérrimas que necesitan una especial protección de la autoridad laboral", denuncia el sindicato. 

Además, Acaip hace un llamamiento a la "voluntad política" para buscar soluciones a un problema en el que apuntan que la estrategia de Instituciones Penitenciarias (dirigida por el Sr. Ortiz y refrendando por el Ministro Grande-Marlaska) pasa por agravarlo más y "forzar la solución a un traspaso de competencias sanitarias penitenciarias a las comunidades autónomas".

Según señala este sindicato, se desoye los autos de la Jueza de Vigilancia Penitenciaria de Huelva "que confirman que la administración penitenciaria no presta la asistencia sanitaria necesaria a la población reclusa" y olvida que "lo que está en juego principalmente es la vida de las personas recluidas".

COMPARTIR: