24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Arrancó los junquillos de la ventana e intentó utilizarlos “a modo de espada” contra los trabajadores

Un preso peligroso se atrinchera en el Centro Penitenciario de Picassent (Valencia) y lesiona a siete funcionarios

El interno se atrincheró en la celda con cristales y junquillos de la ventana amenazando a los funcionarios
El interno se atrincheró en la celda con cristales y junquillos de la ventana amenazando a los funcionarios
Un interno de primer grado se atrincheró en su celda de la prisión de Picassent con cristales y junquillos metálicos de la ventana utilizándolos "a modo de espadas". Siete funcionarios del centro resultaron heridos leves en una "actuación impecable" para reducir al preso sin utilizar la violencia.

Siete funcionarios del Centro Penitenciario de Picassent (Valencia) han resultado heridos leves tras reducir a un interno peligroso que se “atrincheró” en una celda y les amenazó con partes metálicas y cristales arrancados de la ventana.

Así lo han denunciado la Asociación de Trabajadores Penitenciarios Tu abandono me puede matar en un comunicado, donde cuenta que el presunto agresor es un preso clasificado de primer grado que cuenta con numerosos antecedentes violentos en otros centros penitenciarios.

En la noche del sábado al domingo, el interno arrancó el grifo de su celda situada en el módulo 28 de la Unidad de Preventivos, utilizándolo como palanca para arrancar de cuajo la ventana de su celda, así como los junquillos metálicos de la misma y rompiendo el interfono del habitáculo.  

exterior-carcel-picassent

Exterior del Centro Penitenciario de Picassent

El reo inundó la celda y se atrincheró en ella con los cristales y los junquillos metálicos “a modo de espada”, mientras amenazaba a los trabajadores, manifestando que “ya agredí a mi compañero de celda por roncar”, según manifiesta en la nota Tu Abandono Me Puede Matar.

Ante el estado de excitación del interno y la peligrosidad con la que amenazaba, numerosos funcionarios tuvieron que intervenir para reducirle. Para ello hicieron uso de los equipos de intervención con características parecidas a las de los antidisturbios y de aerosoles, en lo que fuentes penitenciarias destacan como “una actuación impecable”. De este modo, consiguieron trasladar al preso a la celda de aislamiento y aplicarle la sujeción mecánica.

Debido a la intervención, siete funcionarios de la prisión de Picassent resultaron heridos leves y uno de ellos, el jefe de servicio, sufrió un golpe en las costillas al caer de una silla cuando entraba en la celda del interno.

Los trabajadores de prisiones denuncian la falta de condiciones de seguridad en Picassent para albergar a los internos peligrosos clasificados en primer grado. En este sentido, el sindicato Acaip señala que el Defensor del Pueblo formuló en uno de sus informes una recomendación para que el módulo que aloja a estos internos se cierre por su falta de condiciones, algo que, “la administración penitenciaria sistemáticamente se niega a cumplir”.

Por su parte, Tu Abandono Me Puede Matar reclama que se les considere como Agentes de la Autoridad para que las agresiones que sufren no queden en una simple sanción y tengan consecuencias penales.

COMPARTIR: