21 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un marroquí de 24 años es el único detenido por este caso como encargado de custodiar la droga y ha sido enviado a prisión

La Policía Nacional interviene casi cuatro toneladas de hachís ocultas en una vivienda de Estepona

Algunos fardos de droga incautados por la Policía.
Algunos fardos de droga incautados por la Policía.
La Policía Nacional ha intervenido 3.900 kilos de hachís que se encontraban ocultos en una vivienda ubicada en Estepona (Málaga) y ha detenido, durante el desarrollo del operativo, a un joven de 24 años de nacionalidad marroquí como presunto autor de un delito contra la salud pública. Presuntamente era el encargado de custodiar la droga y ha sido enviado a prisión.

Agentes de la Policía Nacional han intervenido 3.900 kilos de hachís que se encontraban ocultos en una vivienda ubicada en Estepona (Málaga) y han detenido, durante el desarrollo del operativo, a un joven marroquí de 24 años como presunto autor de un delito contra la salud pública.

La investigación continúa abierta para localizar y detener al resto de implicados en la guarda y custodia de las sustancias estupefacientes intervenidas, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado. La intervención se inició a raíz de las pesquisas realizadas en el entorno rural de Estepona, donde un grupo que introducía sustancias estupefacientes a través de la costa por vía marítima estaba utilizando este lugar como zona de guarda y custodia de hachís.

Mientras los agentes realizaban labores propias de la investigación localizaron un vehículo todoterreno que circulaba a gran velocidad tras abandonar una finca. Por ello se aproximaron hasta ésta y, una vez allí, observaron a dos personas que se disponían a dejar a toda prisa una de las viviendas.

Fardos de hachís incautados por la Policía.

En ese momento los investigadores interceptaron a uno de los sospechosos, el cual resultó ser un joven marroquí de 24 años que presuntamente era el encargado de custodiar la droga que posteriormente fue intervenida. El otro individuo, al percatarse de la presencia policial, huyó del lugar a bordo de un vehículo circulando de forma temeraria.

En su huida uno de los investigadores se vio obligado a esquivarle para evitar ser atropellado. Seguidamente, tras dar numerosas batidas por la zona se logró localizar el turismo abandonado pero no al individuo que había huido, han añadido.

Posteriormente se realizó un registro en el interior de la vivienda sospechosa en el cual localizaron 118 fardos de hachís con un peso aproximado de unos 3.900 kilogramos, además de otra serie de útiles empleados para la comisión del delito investigado. La Autoridad Judicial ya ha decretado el ingreso en prisión del detenido tras ser puesto a su disposición. La investigación continúa abierta con el objetivo de averiguar la identidad del resto de personas implicadas en los hechos investigados.

COMPARTIR: