22 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El sospechoso colisionó con un coche, se metió en un camino anexo a la carretera y más tarde salió huyendo a pie durante varios kilómetros

Nuevo caso de conducción temeraria bajo los efectos de la droga que produce un dramático accidente en Logroño

La Guardia Civil con el detenido
La Guardia Civil con el detenido / Guardia Civil
El hombre, de 18 años y vecino de Alagón (Zaragoza), protagonizó una huida temeraria por la carretera N-232 donde invadió el carril contrario. Fue trasladado al hospital en estado de excitación, agresividad y paranoia, además de sufrir alucinaciones

Agentes de Tráfico de la Guardia Civil de La Rioja detuvieron el pasado 28 de octubre a un joven de 18 años de nacionalidad española y residente de en la localidad zaragozana de Alagón, como presunto autor de tres delitos contra la seguridad vial por “conducir sin permiso de conducción”, “de forma temeraria con manifiesto desprecio por la vida de los demás” y “bajo los efectos de las drogas’’. Por su parte, Seguridad Ciudadana instruyó diligencias contra este varón por “hurto de uso de un vehículo a motor”.

El suceso ocurrió en la mañana del 28 de octubre, cuando a las 10:30 efectivos del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil en Calahorra (La Rioja) situados en el kilómetro 356 de la N-232 (carretera de Logroño), observan al conductor de una furgoneta Renault hacer maniobras de adelantamiento prohibidas.

Cuando los agentes le ordenan que se pare mediante el empleo de señales luminosas y acústicas, este desoye las órdenes y decide subir de velocidad, emprendiendo así una huida por el carril contrario poniendo en peligro la vida del resto de conductores. Los usuarios se ven obligados a salirse de la calzada para evitar una colisión frontal. Mientras tanto, el conductor alcanzaba velocidades superiores a las permitidas y circulaba de manera serpenteante, actos que llevan al Servicio de Seguridad Ciudadana en puestos de Calahorra, Autol y Aldeanueva a poner dispositivos de cierre de vías de comunicación.

Llegando al km. 361’500, el joven realiza un adelantamiento irregular y colisiona lateralmente contra otro coche sin resultar nadie herido. Tras el impacto, el sujeto realiza un cambio brusco de dirección para introducirse en un camino de tierra cercano al km. 364, por el que continua durante un kilómetro hasta que pierde el control y se sale de la vía por el margen izquierdo para terminar topándose con el talud, abandonando el vehículo para continuar su huida a pie durante varios kilómetros por zonas de monte bajo y viñedos hasta que es capturado.

Guardia_Civil_Joven_2

El vehículo abandonado por el sospechoso | Guardia Civil

Ya en dependencias policiales se constata que este joven no poseía carné de conducir que el vehículo que pilotaba había sido previamente sustraído en la localidad riojana de Alfaro. El detenido fue sometido a una primera prueba de detección de drogas, la cual arrojó un resultado positivo en ‘’cannabis’’, ‘’anfetaminas’’ y ‘’metanfetaminas’’, negándose seguidamente a la realización de la segunda prueba mientras comenzaba a sufrir un alto grado de excitación, agresividad, paranoia y alucinaciones, por lo que tuvo que ser trasladado en ambulancia al hospital provincial de Logroño para ser atendido. Esto último imposibilitó que el joven no fuera detenido debido a la alteración que tenía en sus facultades mentales.

En la mañana del viernes del 2 de noviembre, agentes del Equipo de Atestado notificaron al este joven y en presencia de su abogado, los delitos que cometió durante el 26 de octubre. Tras la citación, el joven quedó en libertad, no sin antes ser advertido de que tenía que comparecer ante la autoridad judicial cuando se le exija.

COMPARTIR: