24 de mayo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las prisiones españolas siguen deparando toda clase de incidentes

Salvan la vida a un preso que incendió su celda en Huelva el mismo día que otro murió tras quemar la suya en Teixeiro

La Prisión de Huelva.
La Prisión de Huelva.
Este miércoles 15 de mayo se produjeron dos incendios en dos celdas de dos cárceles españolas muy distantes entre sí, Huelva y Teixeiro (A Coruña), que se saldaron de maneras bien diferentes. Los funcionarios de Huelva pudieron evitar que un peligroso reo muriera en su celda, pero en Galicia el interno murió.

Este miércoles 15 de mayo, funcionarios de vigilancia en el módulo 3 de la Prisión de Huelva, donde están internos conflictivos y peligrosos con escasa adaptación, han ejercido de bomberos una vez más después de que un preso presuntamente provocara un incendio en su celda, al que finalmente pudieron desalojar, así como a los internos que se encontraban en las galerías.

Tras apagar el fuego y salvar la vida a varios reclusos, el sindicato Acaip destaca la falta de personal, la escasez de medios para realización de sus diversas funciones, la falta de interés de la Administración Penitenciaria de hacer una formación universal y continuada de extinción de fuegos a toda la plantilla de funcionarios y funcionarias que la conforman.

También denuncian la normativa penitenciaria, que a su juicio "ha quedado del todo desfasada ante la realidad cotidiana en todos los centros penitenciarios, de tal forma que no supone en caso algún una herramienta preventiva contra acciones protagonizadas por internos peligrosos o muy peligrosos en graves incidentes regimentales como incendios, peleas, plantes, agresiones...".

La cárcel gallega de Teixeiro, donde murió un preso a consecuencia de un fuego el mismo día que en Huelva salvaban a otro.

Por otra parte, otro fuego provocado en la prisión coruñesa de Teixeiro el mismo día, se saldó de manera muy diferente, con la muerte del interno que presuntamente prendió fuego a su celda. 

El interno del módulo de régimen cerrado de esa cárcel gallega falleció a última hora del miércoles. Según fuentes de Instituciones Penitenciarias, el suceso ocurrió a las 20,00 horas de este miércoles en una celda del módulo de aislamiento de esta cárcel coruñesa, cuando saltaron las alarmas por la presencia de humo en la galería.

Los funcionarios de guardia comprobaron a través de las cámaras que se estaba produciendo un incendio y había una intensa humareda, por lo que procedieron a abrir las celdas para que los internos saliesen al patio y no resultasen afectados.

Sin embargo, comprobaron que uno de los presos, el correspondiente a la celda donde se inició el fuego, no había salido al patio y, con los equipos de protección pertinentes, procedieron a entrar en la zona. El preso fue localizado inconsciente por el intenso humo en el interior de su celda y el equipo médico de la cárcel se desplazó de inmediato para intentar reanimarlo, pero solo pudo certificar su muerte.

Instituciones Penitenciaras ha iniciado una investigación interna, como es habitual en cualquier tipo de incidente, para esclarecer lo sucedido. A mayores, han precisado, se ha dado parte al juzgado, que también realizará una investigación judicial sobre este hecho.

COMPARTIR: