18 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El fraude tipo Ponzi se basó en una serie de inversiones en dinero digital de intercambio y afectó por lo menos a 26 personas

Operación Ceniza: Detenido el cabecilla de una estafa piramidal de 400.000 euros con criptomonedas en Tenerife

Arresto por parte de la Guardia Civil y la Policía Nacional.
Arresto por parte de la Guardia Civil y la Policía Nacional.
La intervención conjunta de la Policía Nacional y de la Guardia Civil logró detener al responsable de un fraude de 378.750 euros. La estafa, que abarcó varios municipios de la isla de Tenerife, afectó a un mínimo de 26 personas. Se basaba en el sistema Ponzi, un tipo de operación fraudulenta de inversiones en las que, en este caso, se utilizaba criptomonedas.

Tras un dilatado proceso de investigación, iniciado en septiembre de este mismo año, la Guardia Civil, en cooperación con la Policía Nacional, ha detenido al responsable de un fraude de cientos de miles de euros. El individuo, ejecutivo de una empresa cuya sede está en Canarias, realizó la supuesta estafa mediante una serie de inversiones en criptomonedas. Este tipo de sistema engañoso se hace llamar “tipo Ponzi”.

En Tenerife, según recoge la Dirección General de la Guardia Civil, se produjeron hasta cuatro registros en distintas oficinas y domicilios localizados en diversos municipios: Adeje, Arona y Candelaria. Durante la operación conjunta, se llegaron a intervenir tres vehículos de alta gama, donde se encontró “abundante documentación y dispositivos electrónicos”. A su vez, se procedió con el bloqueo de cuentas bancarias relacionadas con las personas investigadas.

El comienzo de la investigación surgió cuando tres de los afectados interpusieron sus correspondientes denuncias. A partir de este momento, la obtención de varias informaciones de actividades financieras sospechosas, recibidas en unidades centrales de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, hizo que los agentes lograran detectar  23 afectados más. En total, el fraude asciende a 378.750, 51 euros.

A través de las imágenes de una de las operaciones, se puede observar el modus operandi del cuerpo de seguridad. En pocos segundos, logran acceder a una de las viviendas de la isla. Luego, se muestra el arresto de uno de los presuntos responsables de la estafa y cómo es introducido en el vehículo.

 ¿En qué consiste una estafa tipo Ponzi?

Una estafa tipo Ponzi es una operación fraudulenta de inversión que implica el pago de intereses a los inversores de su propio dinero invertido o del dinero de nuevos inversores. En otras palabras, un sistema engañoso mediante el que las ganancias de los primeros inversionistas se generan en base a su propio dinero invertido, que les será devuelto de forma gradual, desglosando así los pagos y haciendo tiempo para captar otros nuevos inversores en busca, también, de beneficios.

Por ejemplo, si los dos primeros inversores aportan 100 euros cada uno, estos podrían recibir 10 mensualmente. El dinero recibido es el suyo propio, bajo la promesa de que acabarán obteniendo más de lo que han dado en un inicio. En ese tiempo, nuevos inversores pueden llegar y las cifras continúan aumentando. El sistema funciona solamente si crece la cantidad de nuevas víctimas, pudiendo llegar a datos tan altos como los que competen a este caso.

La investigación se centró en una empresa cuyo producto era software capaz de programar estrategias de inversión en criptomonedas, permitiendo de esta manera hacer trading las 24 horas del día, sin interrupciones. Es decir, la capacidad de analizar el mercado financiero, desde la especulación, en busca de la compraventa de activos, pudiendo generar beneficios en el tiempo.

Desde la empresa se había articulado un sistema de canalización del dinero en criptomonedas, a través de monederos digitales, que permitía distraer el control de las inversiones realizadas por los clientes de la empresa. En cierto momento, emitieron un comunicado informando a sus clientes acerca de la congelación de varios software de inversión, imposibilitando la recuperación del capital invertido por ellos mismos.

Ante esta situación, y contando los investigadores con que la empresa podría estar distrayendo gran parte del dinero invertido por sus clientes para provecho propio, se procedió a la detención del responsable ejecutivo de la empresa.

Participación ciudadana

Con objeto de poder desenredar este tipo de situaciones, conexas muchas veces a procesos de investigación que llevan tiempo, la participación ciudadana se vuelve fundamental. Para esta clase de fraudes, disponer de primera mano de toda la información sobre estas organizaciones supone una gran ventaja a la hora de prevenir y detectar las estafas.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado recomiendan, a cualquier persona que pueda sentirse perjudicado por una estafa piramidal, ponerse en contacto con la Comisión Nacional del Mercado de Valores para que advierta a otros posibles inversores y, al mismo tiempo, con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado al objeto de interponer denuncia.

COMPARTIR: