15 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El supuesto homicida acumulaba más de treina denuncias y había quebrantado una orden de alejamiento solicitada por la víctima

La Policía busca a la expareja de Juana, la mujer de 47 años asesinada en Parla de nueve cuchilladas

Juana Ureña tenía 47 años y era cocinera en Parla
Juana Ureña tenía 47 años y era cocinera en Parla
Juana era víctima de violencia machista desde hacía años. Esta mujer nacida en 1972 había reanudado la convivencia con su pareja y supuesto verdugo, a pesar de que previamente había conseguido una orden de alejamiento contra su supuesto agresor, hoy buscado todavía por la Policía Nacional. El sospechoso fue detenido en febrero pasado por haber quebrantado esa orden de alejamiento.

El cadáver de Juana Ureña fue descubierto por la Policía en la noche del sáado en su propia casa. Estaba envuelto en una  sábana  en su habitación. Tenía varias heridas de  arma blanca, unas nueve, además de golpes por el cuerpo. Alrededor del cadáver se encontraron manchas de sangre. El asesino, de origen magrebí, había forzado el bombín de la puerta principal para  impedir que se abriera desde el exterior.

Juana había vuelto a vivir con su pareja a quien denunció por violencia machista

Juana Ureña, nacida en 1972,  había denunciado anteriormente varios  episodios de violencia machista. También contra otra pareja anterior. Juana trabajaba como cocinera y había reanudado la convivencia con su pareja actual pese a que previamente había conseguido una orden de alejamiento sobre su supuesto agresor. El hombre que ahora busca la Policía  fue detenido en febrero por haber quebrantado la orden de alejamiento.  Los vecinos de Juana dicen ahora que “era de esperar algo así”. Casi todos escuchaban a menudo gritos, peleas y ruido procedente del piso de Juana. Un día se encontró sangre en el portal, era de Juana, pero nadie dijo   o supo nada.

A menudo, los vecinos o familiares suelen ser testigos de casos de violencia machista. Avisar a tiempo puede evitar muertes como la de Juana.  El 016 es el  servicio telefónico de información y de asesoramiento jurídico sobre violencia de género. Es un teléfono dirigido no sólo a las víctimas de este problema, sino a toda la sociedad en su conjunto

Bar El puchero de Reyes, local donde trabajaba Juana, la mujer asesinada.

La voz de alarma la dio el dueño del bar El puchero de Reyes,  en el que trabajaba a veces Juana, una casa de comidas de Parla. Tenía que trabajar el 1 y 2 de mayo pero no acudió. Seguramente conocían su historia y acudieron a su casa. Con los vecinos alertados, se llamó a la Policía. Los agentes investigaron y dieron con las reiteradas denuncias por violencia machista. Fue entonces cuando decidieron entrar en el piso y hallaron el cadáver de la víctima número 19 por violencia machista en lo que va de año. Juana se convertía en otra más, la primera de este mes de mayo.

El cuerpo fue  trasladado al Instituto Anatómico Forense de Madrid. La autopsia determinará  cuándo fue asesinada la mujer.

El alcalde de Parla, Luis Martínez Hervás (PP), ha decretado tres días de luto, en el que las banderas ondean a media asta en los edificios municipales. Además, ha convocado una concentración para este lunes a las 11.00 delante del Ayuntamiento.  Por su parte, el  presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán,   ha anunciado que el Gobierno regional se personará como acusación particular para “defender los intereses de la víctima”, en caso de que se confirme que es un nuevo caso de violencia machista.

COMPARTIR: