19 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las imágenes pudieron ser captadas por uno de los bisnietos de Franco y en ellas se puede apreciar como gritan diciendo que “esto es una dictadura”

La familia Franco denuncia que el Gobierno los dejó encerrados dentro del panteón del cementerio de Mingorrubio

Familiares de Franco transportan el féretro de Francisco Franco
Familiares de Franco transportan el féretro de Francisco Franco
Fuentes del Ministerio de Interior señalan que en ningún momento la Policía retuvo a los familiares de Francisco Franco en Mingorrubio, los cuales indican que les requisaron los móviles al entrar. Supuestamente, con la confiscación de los móviles se quería evitar que pasara lo que sucedió cuando el Marqués de Villaverde le hizo una foto a Franco en su lecho de muerte para luego vendérsela a “La Revista”.

Revuelo tras el entierro de Francisco Franco en el panteón familiar de Mingorrubio. Supuestamente, el Gobierno como precaución retuvo los teléfonos móviles de los familiares de Franco para evitar que se graben imágenes, los cuales se les devuelven cuando salen del Valle de los Caídos. 

Fuentes del Ministerio del Interior indican que esto no fue así y que es una especie de pataleta montada por los familiares del dictador. De hecho, uno de los bisnietos del dictador comienza a grabar como la Policía no los deja salir del panteón. 

Según la Policía, estaban pidiendo de nuevo los móviles ya que tenían prohibido grabar dentro del panteón. En el video se pueden escuchar quejas de algunos familiares de Franco: “Esto es una dictadura. Déjennos salir después de lo que nos han hecho”.

La familia de Franco denuncia que les dejaron encerrados en Mingorrubio

La ceremonia era íntima, pero tenía que estar presente la ministra de Justicia, Dolores Delgado, ya que ejercía de notaria para dar la fe de la inhumación. La supuesta confiscación se produjo para que no volviera a pasar lo mismo que cuando falleció Francisco Franco. En la camilla, entubado y en su lecho de muerte, el Marqués de Villaverde hizo una fotografía a su cuerpo y se la vendió al diario magazine “La Revista”.

Sin embargo, el Marqués de Villaverde siempre afirmó que, de las fotos que hizo, le robaron una copia que fue la que llegó a manos del periodista del corazón, Jaime Peñafiel. Una portada que tuvo mucha trascendencia.

COMPARTIR: