27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según el portavoz del sindicato UFP, la información sesgada podría haber sido filtrada por uno de los encargados del lugar, que ha sido apartado

Grupos policiales defienden el llamado 'restaurante ilegal' de Moratalaz: “Es un comedor de empresa muy necesario”

El Cierre Digital en Complejo Policial de Moratalaz.
Complejo Policial de Moratalaz.
El sindicato UFP ha salido en defensa del presunto “restaurante ilegal” de la sede de los policías antidisturbios en Moratalaz del que se hicieron eco algunos medios. Según el portavoz del sindicato, José María Benito, “no es un restaurante, es un comedor de empresa que no está abierto al público y que, además, es supernecesario”. El portavoz sostiene que el hecho de que la información haya salido ahora puede deberse al “cambio que ha habido” de la gente que se encargaba del comedor.

El periódico The Objective sacaba a relucir el pasado 22 de marzo la existencia de “un restaurante ilegal en el sótano de la sede de los policías antidisturbios [en Moratalaz] desde 1989”, según escribían en el propio artículo. Sin embargo, el portavoz del sindicato Unión Federal de Policía (UFP), José María Benito, afirma a elcierredigital.com que “no es un restaurante, es un comedor de empresa que no está abierto al público y que, además, es supernecesario”.

Benito se muestra extrañado de la información publicada en otros medios. Tal y como explica, es un comedor que “lleva muchos años funcionando, no es de antes de ayer”, por lo que el hecho de que la información se publique ahora cree que responde al “cambio que ha habido recientemente de la gente que se encargaba de este comedor. No les habrá parecido bien el cambio y por eso han filtrado esta noticia”.

Según continúa explicando el portavoz de UFP, del comedor se encarga la propia policía y, al contrario de lo que se puede intuir en el artículo —en el que se habla de condiciones insalubres, bichos, suciedad e ilegalidad—, “pasa todos los controles que tiene que pasar. Los comités de riesgos laborales están permanentemente haciendo revisiones”.

Para Benito, el comedor supone un servicio para los policías “que están de servicio, la gente de las Unidades de Intervención Policial (UIPs)” y demás policías que tengan que acudir a la citada sede en Moratalaz. “La gente está encantada, y si no existiera habría que crearlo”.

Las funciones del comedor de Moratalaz

Según una nota de prensa de UFP, este comedor sirve “para dar un servicio fundamental a los componentes de las UIPs”, que “no tienen un horario de trabajo fijo”. También, para aquellos funcionarios con jornadas que “en muchas ocasiones son de mañanas y tardes”.

José María Benito, portavoz de la UFP.

En el artículo de The Objective se mencionan, además, unas supuestas fiestas que sufragarían los policías con el dinero obtenido en el comedor. Sobre esto, desde la UFP afirman que “las denominadas ‘fiestas’ que se dice en la información que celebran algunos ‘jefes’ no son más que reuniones de trabajo de mañana y tarde con la correspondiente pausa para comer”.

Otro de los puntos que, según la UFP, haría necesaria la existencia de este comedor, es que aporta a los empleados el servicio de que “no suponga una pérdida de tiempo” el hecho de desplazarse para comer “a su domicilio o a un local fuera del Centro Policial”. Una ventaja a la que se le suma el hecho de que “la dieta de los policías desplazados a Madrid de estas Unidades” lleve “congelada desde el año 2015”, por lo que el comedor —que ofrece platos entorno a cinco euros— se haría más necesario.

A pesar de lo necesario de este comedor, las fuentes consultadas por el diario anteriormente mencionado afirman que en otras instituciones similares “estos espacios se han eliminado o se han rehabilitado para albergar una cafetería o restaurante a través de un concurso público de adjudicación del servicio”, lo que no habría ocurrido en el caso del comedor de Moratalaz.

Desde la UFP, sin embargo, a pesar de que “sea un simple comedor, ningún restaurante de lujo” —según explica el portavoz a elcierredigital.com—, defienden su uso y su existencia, que consideran “necesaria”, y se muestran críticos con la información vertida en el artículo: “nada de lo publicado se atiene a la realidad”.

COMPARTIR: