09 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El padre, de nacionalidad española, tenía la custodia de la niña pero sufrió engaños y distracciones por parte de la Policía polaca

La Guardia Civil recupera a una menor española secuestrada por su madre en Polonia durante ocho años

Alberto Encinas con su madre, su hermana y los mandos de la Guardia Civil.
Alberto Encinas con su madre, su hermana y los mandos de la Guardia Civil.
La Guardia Civil ha localizado a una menor de 11 años de edad que llevaba desaparecida desde finales de 2011, cuando viajó con su madre a Polonia con apenas 3 años de edad. Desde entonces, ambas estaban en paradero desconocido. La operación ha sido coordinada con la policía de Polonia. La pequeña era natural del Pollença (Mallorca), donde ya está junto a su padre, a quien los tribunales habían asignado la custodia.

El  padre de la menor, Alberto Encinas ha agradecido a la Guardia Civil en la comandancia de  Palma todo el trabajo y las investigaciones que le han permitido recuperar a su hija. El hombre ha acudido junto con la pequeña, la abuela y la tía de ésta. Según el padre, la menor, de 11 años, ha tenido una reacción muy abierta y cariñosa al reencontrarse con ellos. La familia recogió a la pequeña  la semana pasada en un centro de menores polaco donde estaba tras la detención de su madre.

Alberto Encinas, padre de Olivia, y su familia con los efectivos de la Guardia Civil. 

Tras años de investigación y colaboración bilateral entre los investigadores policiales de ambos países,  madre e hija eran  localizadas en la localidad de Katowice, al sur de Polonia. La menor estaba  en buen estado de salud. Su madre fue  detenida por un delito de sustracción de menores.

Durante estos años de investigación,  Además, el juzgado de la localidad polaca de Czestochowa ordenó la entrega inmediata de la menor a su progenitor. En España, se activó una orden europea de detención y entrega contra la madre. Desde entonces, la Guardia Civil ha mantenido contactos frecuentes con las autoridades policiales y judiciales de Polonia hasta que finalmente han podido dar con su paradero.

La madre de Olivia, ahora detenida, ofreció una entrevista a la televisión polaca en febrero de 2018 acusando al padre de la niña. 

Pero no fue hasta 2017 cuando la investigación tomó fuerza. En ese momento, La Guardia Civil se hace cargo de la búsqueda y la impulsó. Hasta entonces, según el padre de la niña, fue muy complicado e incluso asegura haber sufrido  engaños y trabas por parte de la Policía y la Fiscalía de Polonia pese a que la justicia de aquel país, como la española, le había reconocido la custodia y ordenado la detención de la madre. Incluso, la Policía polaca emitió un documento de identidad a la niña, que acudió a realizar el trámite con toda normalidad acompañada de su madre, pese a que la mujer estaba prófuga.

La madre de Olivia, ahora detenida, ofreció una entrevista a la televisión polaca en febrero de 2018 durante la cual realizó duras acusaciones contra el padre de la niña.  La operación ha contado con el apoyo de la diplomacia española en Polonia, del Centro Nacional de Desaparecidos y de la Fundación Europea por las Personas Desaparecidas.

COMPARTIR: