22 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se desconoce quién es el autor de esta muerte que la Guardia Civil considera “fortuita”

Muere un niño de cuatro años por un disparo "fortuito" durante una cacería en una finca de Sevilla

El consultorio donde intentaron reanimar al pequeño fallecido por un disparo en una cacería.
El consultorio donde intentaron reanimar al pequeño fallecido por un disparo en una cacería.
Un niño de cuatro años ha muerto este sábado al recibir un disparo durante una cacería en la finca La Lapa, de la localidad sevillana de Guillena. Según la Guardia Civil, el menor resultó  alcanzado por un disparo durante una montería .

Por ahora  se desconoce  quién fue el autor de los disparos o el tipo de arma. La Guardia Civil considera  el disparo fortuito como principal hipótesis de la muerte.

Fue un testigo quien alertó a los servicios de emergencias de que un menor había resultado herido en la finca, ubicada en las primeras estribaciones de la sierra norte de Sevilla. A la zona llegó  un helicóptero   para trasladar al menor. Pero el niño fue desplazado por las propias personas que se encontraban en la finca al centro de salud de Burguillos, el más cercano al coto y situado a 12 kilómetros del lugar del suceso.   En esas instalaciones, los sanitarios han intentado reanimarlo durante dos horas, pero ha sido imposible mantenerle con vida.

El cuerpo del menor está en el Instituto Anatómico Forense de Sevilla para que le sea practicada la autopsia.

Se investiga al cazador que presuntamente hizo el disparo

La finca La Lapa tenía organizada para este sábado una cacería de jabalíes y había ofertado 25 puestos a 350 euros cada uno. Se trata de un coto privado que se alquila para estos eventos y que ocupa una vasta extensión de terreno que abarca los términos de Guillena y Burguillos, en un enclave natural privilegiado en las estribaciones de Sierra Morena.

De momento, los agentes de la Guardia Civil que llevan el caso parten de una única hipótesis y es que el pequeño había recibido un disparo perdido que supuestamente salió de la escopeta de otro tirador que participaba en la cacería. Se trataría de un ciudadano italiano que ya ha sido interrogado por los agentes.

 

COMPARTIR: