25 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Rodrigo Nogueira Iglesias, conocido como Roy, estafó presuntamente a más de cien mujeres que captó en Internet

La Policía acaba con las andanzas del "don Juan de Marín"

"El Don Juan de Manín" detenido / Policía Nacional
Rodrigo Nogueira, Roy, embaucó presuntamente a un centenar de mujeres desde 1997 en Internet para que le diesen dinero y joyas, pero el martes la policía lo detuvo en Madrid, atendiendo a dos peticiones de diferentes juzgados. Rodrigo Nogueira se desplazaba por toda España para conocer personalmente a sus presuntas víctimas e iniciar relaciones sentimentales con ellas. Ahora, la policía sospecha que puede haber muchas más mujeres estafadas, ya que no todas denunciaron al "don Juan de Marín".

Rodrigo Nogueira Iglesias, de 42 años, más conocido como Roy, Leto, Álex o el “don Juan de Marín”, fue detenido el martes por la Policía Nacional en Madrid, donde residía con su actual novia. El Grupo de Fugitivos de la comisaría general de Policía Judicial cumplía así la requisitoria de dos órdenes de detención e ingreso en prisión de un juzgado de Bilbao y otro de Burgos. Asimismo, otro juzgado de Torrelaguna (Madrid) también lo buscaba por estafa y otro de Valencia intentaba averiguar su domicilio.

Roy llevaba, supuestamente, desde 1997 embaucando a sus víctimas por Internet. La Policía sospecha que pueden ser un centenar de mujeres las engañadas, aunque hasta el momento solo se ha conseguido identificar a 63. Nogueira empezó sus andanzas con los antiguos chats IRC, pero se fue actualizando con las aplicaciones tipo “Adopta un tío” y en redes sociales como Badoo, Facebook e Instagram. Se presentaba ante las mujeres que embaucaba como un profesional liberal, a veces como “hacker” informático, otras fingía ser diseñador gráfico, empresario e incluso “el chef número13”, uno de sus alias en Instagram.

El "don Juan de Marín" en una foto de Instagram.

Con el cuerpo lleno de tatuajes y pendientes de dilatación Roy tenía una especial habilidad para seducir y estafar a más de cien mujeres para conseguir dinero. Por estas actividades había sido denunciado en una veintena de ciudades y tenía que acudir a firmar periódicamente a un juzgado vizcaíno, que había decretado esta medida cautelare a la espera de que fuera juzgado. Pero en julio Roy dejó de ir a firmar y comenzó su búsqueda y captura.

El reto de los investigadores consiste ahora en conocer el número exacto de víctimas, ya que muchas no interpusieron denuncia. Roy lograba que las mujeres cedieran a sus pretensiones desplazándose por toda España, contactando personalmente con sus presuntas víctimas e iniciando una relación sentimental con ellas. Luego, cuando obtenía la confianza necesaria, les pedía dinero u objetos de valor que nunca devolvía. La Policía intenta ahora también conocer la suma total de lo estafado.

En el mes de julio los investigadores comenzaron a buscarlos en Madrid, en el barrio de Pacífico, donde fue localizado el martes bajo una identidad falsa, pero en enero el programa de televisión de La Sexta, Expediente Marlasca, lo localizó trabajando en un restaurante de la sierra de Madrid. Roy está condenado por el Juzgado de lo Penal número 1 de Burgos a 18 meses de prisión por delitos de lesiones y maltrato en el ámbito familiar y en agosto de este mismo año la Audiencia Provincial de Pontevedra confirmó otra condena impuesta a Nogueira por estafa, tras haber dejado una deuda de 5.062 euros en un hotel de Meaño (Pontevedra) junto a la que entonces era su novia, Olga G.C.

COMPARTIR: