21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Sin embargo, aumenta el número de asaltos sexuales que se cometen por sumisión química para doblegar la voluntad de las víctimas

Las denuncias por violaciones y abusos sexuales descienden cerca del 15 por ciento en España con la pandemia

Varias mujeres con carteles durante una manifestación feminista.
Varias mujeres con carteles durante una manifestación feminista.
Las violaciones y abusos sexuales han disminuido desde hace cuatro años con una mayor tendencia durante la pandemia. Las infracciones penales han descendido un 15% respecto a 2019. Sin embargo, en la Comunidad Valenciana, los secuestros y violaciones han aumentado a pesar de que el número de delitos contra la libertad e indemnidad sexual hayan disminuido un 14%. En el caso de las violaciones, aumentan las que se producen por sumisión química y en las fiestas clandestinas en domicilios.

Las violaciones y abusos sexuales disminuyen por primera vez en cuatro años debido, en parte, a la pandemia. Las infracciones penales por violación descendieron un 14,5% en 2020 respecto al año anterior, mientras que el resto de delitos contra la indemnidad sexual bajaron un 13,4%, según el Balance de Criminalidad del Ministerio del Interior correspondiente al cuarto trimestre del año 2020.  

Este balance recoge la evolución de la criminalidad en España registrada durante todo el año por los Cuerpos de Seguridad del Estado. Así, durante el año 2020, las infracciones penales han sido de 1.773.366 hechos, sin embargo, en el mismo periodo del año 2019 la cifra supuso 2.199.475 de casos lo que ha supuesto un descenso del 19,4%.  

En el informe del Ministerio de Interior afirman que “buena parte de dicho descenso está íntimamente correlacionado con las circunstancias derivadas de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declaró el estado de alarma para la gestión de la situación de la crisis sanitaria ocasionada por el covid-19, y que estuvo vigente hasta el día 21 de junio, así como con el resto de medidas adoptadas por las administraciones para hacer frente situación sanitaria".  

Durante 2020, se registraron 1.602 violaciones (agresión sexual con penetración) frente a las 1.873 de 2019. El resto de delitos contra la indemnidad sexual, fueron de 11.638 frente a 13.446 en 2019. En 2020, entre violaciones y abusos hubo un total de 13.240 infracciones penales respecto a las 15.319 de 2019, suponiendo un descenso del 13,6 %.  

En referencia a la estadística por trimestres que publica el Ministerio de Interior, se ve reflejado que entre enero y marzo de 2020, fecha que coincide con el inicio del confinamiento a partir de la mitad de marzo, las violaciones crecieron un 13,8% pese a que el conjunto de estos delitos ya bajó un 6%.  

En el caso de la Comunidad Valenciana, las violaciones y secuestros aumentaron. El mayor aumento de las agresiones sexuales con penetración se produjo en la ciudad de Alicante, con 25 víctimas en 2020 frente a las 16 registradas en 2019, un aumento del 56 por ciento. Al igual que en Valencia, donde se contabilizaron 42 violaciones frente a las 34 del año anterior. En el ámbito de los secuestros, la provincia de Valencia registró el mayor aumento, 8 víctimas en 2020 frente a un solo caso denunciado en 2019.  

El resto de delitos contra la libertad e indemnidad sexual en los que están incluidos los abusos, el número descendió un 14 por ciento en la Comunidad porque pasaron de 1.572 en 2019 a los 1.347 en 2020. Aunque en general, el balance de criminalidad descendió un 16 por ciento en toda la Comunidad Valenciana por las circunstancias derivadas del estado de alarma.  

Mapa de la violencia de género por ciudades en 2020. 

Uno de los datos que está en aumento es el número de violaciones por sumisión química porque cada vez son más los delincuentes sexuales que utilizan sustancias estupefacientes y somníferos para doblegar la voluntad de las víctimas y muchas de ellas sufren alteraciones de su estado de conciencia, como desorientación, desinhibición y amnesia.  

Gracias a las muestras biológicas que se toman en los hospitales a las víctimas, se puede comprobar si la sustancia se consumió por voluntad propia o fue drogada por el violador como denuncian muchas de las jóvenes.  

Por otro lado, sí que aumentaron las agresiones sexuales en la pandemia por parte de conocidos, según un informe del hospital Clínic de Barcelona sobre los casos de violencia sexual –90% a mujeres- durante el 2020.  

En el año 2020 hubo 156 personas que fueron atendidas tras ser agredidas en un domicilio, sin embargo, en 2019 hubo 185 casos. En los meses previos a la pandemia, las atenciones por violencia sexual continuaron subiendo en un contexto generalizado de crecimiento en los últimos cinco años.  

En cuanto a las edades de las víctimas, un 51,5% de las personas atendidas eran menores de 25 años y un 9,6 % tenían entre 16 y 18 años. Durante los meses de confinamiento hubo escasas agresiones a mujeres menores de edad, pero este dato volvió a incrementarse al levantarse las restricciones. Parte de estas agresiones sexuales se produjeron en las fiestas clandestinas que se celebran en domicilios.  

COMPARTIR: