22 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El asesino es experto en artes marciales y cumplía condena por intento de homicidio en la prisión de Soto del Real

La caótica situación en las cárceles españolas: Una pelea entre presos acaba con la muerte de un recluso

Cárcel de Soto del Real
Cárcel de Soto del Real
Un preso de 26 años recién ingresado en Soto del Real ha golpeado hasta producir la muerte de su compañero de celda, de 55 años, tras una discusión. Los hechos ocurrieron sobre las nueve de la noche del miércoles y la víctima fue atendida por los servicios de urgencias, que no pudieron salvarle la vida. Murió en la ambulancia mientras era trasladado al hospital.

El pasado miércoles 26 de diciembre se produjo una agresión en la cárcel madrileña de Soto del Real, donde un recluso que acababa de ingresar en el centro por intento de homicidio, dió una paliza a su compañero de celda tras una discusión sobre quién iba a dormir en la cama de abajo y quién en la de arriba de la litera, acabando con su vida. 

Los hechos ocurrieron sobre las 21 horas del miércoles, cuando los internos ya habían regresado a sus celdas después de cenar. El agresor, de 26 años, ingresó ese mismo día en prisión y se le asignó un preso de 55 años, que cumplía condena por delitos de tráfico de drogas. Se trataba de “un interno de apoyo para facilitar su adaptación, algo habitual en casos de personas que ingresan por primera vez en prisión”, según confirman desde Instituciones Penitenciarias.

Interior de una celda de la prisión madrileña de Soto del Real.

Ambos presos discutieron fuera de la celda y el más joven, ya estando dentro de sus aposentos, le propinó una brutal paliza dejando a su compañero en coma. Inmediatamente fue trasladado a la enfermería y se llamó a los servicios de urgencias, que no pudieron hacer nada por salvar su vida debido a la gravedad de las lesiones, por lo que la víctima murió en la ambulancia. Los sanitarios del Summa-112 confirmaron su muerte por los traumatismos craneoencefálico y facial severos que padecía, según el servicio de Emergencias de la Comunidad de Madrid.

Experto en artes marciales

El autor de la agresión no tenía antecedentes y tan sólo llevaba un día interno en la prisión de Soto del Real.  Ingresó en la cárcel por un delito de intento de homicidio por una pelea con un vigilante de seguridad en el Metro de Madrid. Las mismas fuentes penitenciarias consultadas aseguran que el agresor es un experto en artes marciales. Tras el suceso, el homicida fue trasladado a un módulo de aislamiento. Fuentes penitenciarias describen la violencia con la que se produjo la situación como una “escena dantesca” donde “había sangre por todos los lados”.

Los trabajadores de prisiones denuncian que este tipo de situaciones se producen por la falta de personal, “cosas que pasan cuando en dos módulos están una funcionaria y un práctico para 260 internos”, aseguran. Instituciones Penitenciarias abrió una investigación para esclarecer los hechos.

COMPARTIR: