18 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ha ocurrido en Almería, el agresor es vecino de Roquetas de Mar y la Guardia Civil se vio obligada a actuar

Denuncian a un futbolista de 18 años por agredir a un árbitro en los vestuarios tras un partido de juveniles

La Guardia Civil durante un partido de fútbol / Europa Press.
La Guardia Civil durante un partido de fútbol / Europa Press.
La Guardia Civil ha iniciado una investigación contra un joven de 18 años de edad, vecino de Roquetas de Mar (Almería), como presunto autor de un delito de lesiones por la agresión a un árbitro en los vestuarios tras un partido de fútbol de juveniles.

Fue el árbitro quien interpuso una denuncia tras la supuesta agresión durante el pasado fin de semana, según ha indicado la Comandancia de la Guardia Civil de Almería en una nota. El agredido relató que el futbolista, tras recibir una segunda tarjeta amarilla en el transcurso del encuentro, le amenazó y le dijo que le esperaba en el vestuario al finalizar del partido.

Así, pitado el final del partido "y en presencia de varios testigos", el investigado se habría acercado al colegiado en el pasillo de los vestuarios y le habría agredido "causándole lesiones de las que tuvo que ser atendido en el centro de salud".

Los agentes iniciaron una investigación mediante la que identificaron al presunto autor de los hechos, quien fue investigado por un supuesto delito de lesiones. Las diligencias fueron remitidas al Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Roquetas de Mar (Almería).

La agresión se produjo en los vestuarios al final del partido.

Desde la Comandancia de la Guardia Civil de Almería han señalado su "especial sensibilidad" sobre la seguridad de aquellos encuentros deportivos que se llevan a cabo en la demarcación territorial sobre la que ejerce sus competencias de seguridad ciudadana.

"Los agentes de la Guardia Civil son conscientes de que en su demarcación es donde se celebran la mayor parte de las competiciones que se desarrollan en la provincia y donde, muy al contrario de lo que cabría esperar, son más habituales los conflictos, dado que en los partidos de categorías inferiores los espectadores suelen ser familiares y amigos de los futbolistas", han explicado.

Por otro lado, la Guardia Civil y la Real Federación Española de Fútbol firmaron una declaración mediante la cual se articuló un procedimiento operativo para mejorar la seguridad del colectivo arbitral en los partidos de fútbol. Asimismo, han recordado que la Secretaría de Estado de Seguridad emitió una directriz impulsando a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a aumentar sus esfuerzos para incrementar las condiciones de seguridad en las que se desarrolla la actividad deportiva.

Además, la Guardia Civil lleva a cabo una importante labor preventiva en los centros educativos en el marco del plan director, donde los agentes realizan multitud de charlas enfocadas a la erradicación de la violencia de forma transversal en varios ámbitos, incluyendo también lo relacionado con la Ley contra la Violencia en el Deporte.

COMPARTIR: