16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según Carlos Morales portavoz del sindicato SUP, recientemente "un narco atentó en Sanlúcar de Barrameda contra tres agentes chocando con su vehículo"

Aumenta el peligro en el Campo de Gibraltar: Policías denuncian el "abandono" de Interior

El Cierre Digital en Coche policial tras la embestida
Coche policial tras la embestida
Mientras el Ministerio del Interior hace oídos sordos a las peticiones del Sindicato Unificado de Policía (SUP) para que se declare el Campo de Gibraltar como Zona de Especial Singularidad (ZES), los policías que trabajan en esta zona siguen jugándose la vida bajo unas condiciones laborales insuficientes. La última vez, hace apenas unas horas, cuando un presunto traficante de drogas intentó matar a tres agentes embistiéndoles varias veces con su vehículo en Sanlúcar de Barrameda.

Carlos Morales, portavoz del SUP, ha explicado a elcierredigital.com la situación diaria que viven los agentes en las localidades de la zona del campo de Gibraltar "existe un problema grave de narcotráfico, campan a sus anchas y los compañeros tienen que aguantar persecuciones a ellos y a sus familiares. Las condiciones son insuficientes, los narcos tienen más medios técnicos y materiales que los propios policías, con lo cual resulta muy difícil llevar a cabo las investigaciones pertinentes y que den sus resultados".

El portavoz del SUP asegura "que hay un abandono por parte del Ministerio del Interior en lo referente a la dotación de medios". Y recuerda que desde el sindicato llevan "tiempo reclamando que se declare zona especial por la problemática que existe en este área y, de esta manera, conseguir una dotación económica que incentive a los compañeros para cubrir las plazas de estas localidades y que no se queden desiertas como ha pasado en el último concurso general".

Por otro lado, Carlos Morales muestra su preocupación ante los casos de violencia contra la policía por parte de narcotraficantes que ya no se limitan al Campo de Gibraltar sino que se está extendiendo a toda la costa de Cádiz. Así ha ocurrido recientemente en Sanlúcar de Barrameda, cuando un BMW modelo X5 ha embestido intencionadamente contra un coche policial mientras tenía lugar una persecución en la zona de La Algaida, donde se encontraba cargando hachís.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves sobre las siete de la mañana en el marco de una operación policial y los agentes pertenecen a la Unidad de Delitos y Crimen Organizado (Udyco). Se ha detenido a una persona, otra se encuentra en busca y captura y se han incautado más de 600 kilos de hachís junto a un arma.

Estado en el que ha quedado el coche de los narcos.

Coche de los narcotraficantes tras la embestida.

Según asegura el SUP, las agresiones y los intentos de homicidio no cesan contra los policías que luchan contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar y en las zonas cercanas, como Sanlúcar de Barrameda. Entre las formas de violencia que sufren, se encuentran las amenazas a sus familias, y a ellos mismos, por parte del amplio entorno social que apoya a los narcos. Para ello, no cuenta Carlos Morales que se les graba durante las intervenciones y se les identifica públicamente en las redes sociales. Los simpatizantes de los narcos dan a conocer los domicilios de los policías y se fomenta el acoso a sus familias.

Mientras se juegan la vida, los agentes se ven obligados a hacer un esfuerzo económico para mantener a los sus familiares alejados de las presiones de los narcos y cada año aumentan las peticiones de traslado afectando a la operatividad de las unidades policiales. Una consecuencia de esta situación es la que se ha producido en el último concurso general de méritos, cuando en las Comisaría de Algeciras y La Línea quedaron desiertas 72 plazas. Muy pocos policías quieren trabajar en un destino tan conflictivo sin prestación específica alguna, sentencia el portavoz del SUP, Carlos Morales.

Para el SUP la solución pasa por negociar "con el ministerio sobre la declaración de zona especial del campo de Gibraltar, aumentar la cuantía económica y los días de vacaciones, pero lo primordial es declarar la zona. Los compañeros sufren acoso, las familias tiene que vivir en pueblos colindantes y esto supone un doble coste diario".

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) explica a elcierredigital.com que "no restamos mérito al plan policial puesto en marcha por el Ministerio del Interior que ha mejorado de alguna forma la situación, pero los policías nacionales siguen sufriendo en El Campo de Gibraltar una situación crónica de desamparo por parte del ministerio que precisamente debe garantizar su bienestar".

E insisten en que "si se quiere luchar en condiciones contra el narcotráfico que amenaza a toda la sociedad, la declaración de zona ZES con incentivos económicos, sociales, laborales y un baremo reforzado para los policías, es la única forma de respaldarles en su trabajo y de paso consolidar las plantillas que pueden combatir con éxito este grave problema".

Y aunque Sanlúcar de Barrameda no pertenece al campo de Gibraltar, es un punto negro dentro del narcotráfico, indica Carlos Morales, por lo que para el SUP es fundamental "prevenir, hay que frenar la extensión". 

COMPARTIR: