11 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Las organizaciones delincuenciales utilizan la situación del coronavirus y la pobreza para realizar un lavado de imagen repartiendo alimentos

Los Narco Hood: Los cárteles de México reparten comida para ganarse el silencio de sus vecinos

Productos con la cara del El Chapo
Productos con la cara del El Chapo
Son bien conocidas las estrategias que utilizó Pablo Escobar para lavar su imagen frente a los colombianos. Con muchas obras benéficas intentó cambiar su imagen cara a su candidatura a la presidencia de Colombia. Ahora los narcos mexicanos han decidido aprovechar las situación causada por el coronavirus para intentar lavar su imagen con reparto de alimentos y otros productos básicos. El Chapo Guzmán ha decidido con esta estrategia además reivindicar la presencia del Cártel de Sinaloa.

Desde que el coronavirus golpeó a la humanidad se han establecido muchos proyectos solidarios para intentar ayudar a quienes más lo necesitan. Pero otros no tienen las mismas intenciones.

Los narcos han aprovechado cada oportunidad que ha otorgado la pandemia para intentar traficar con su producto sin ser descubiertos. En algunos casos la cosa se ha complicado porque deben lidiar con la falta de transito de personas, lo que los hace más fácilmente detectables. Pero lo cierto es que el ingenio del narco no parece conocer límites.

Pablo Escobar intentó llevar a cabo obras benéficas para lavar su imagen.

Tal y como hizo el difunto Pablo Escobar, algunos narcos están intentando lavar su imagen con obras benéficas. En días resientes se ha hecho viral el video de una joven que con una mascarilla reparte cajas de alimentos a los necesitados. Cuando se mira más allá dentro del video se puede apreciar que se trata de Guadalajara en México y que la caja con comida tiene nada mas y nada menos que la imagen de El Chapo Guzmán.

Muchas personas ya han empezado a considerar esto una forma de lavado de cara para uno de los asesinos y narcotraficantes más influyentes en la historia de México. El Chapo lideraba el Cártel de Sinaloa y desde 2019 se encuentra cumpliendo condena en Estados Unidos. Los productos entregados son en realidad parte de la marca registrada El Chapo 701. Con todo esto, se podría afirmar que no solo es un lavado de cara sino también una estrategia de marketing.

La estrategia de marketing de El Chapo

Las ayudas tienen hasta nombre, las llaman “chapo-despensas” y circulan de momento por Guadalajara exclusivamente, estado de Jalisco. Es precisamente este estado el que ha visto las pugnas más duras entre el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Los beneficiarios de las despensas son casi siempre personas mayores con problemas de movilidad o que viven solas y necesitan de estas ayudas independientemente de quien provengan. Sin embargo, los mexicanos condenan estas acciones como “propaganda” ya que, a pesar de que quien organiza los repartos es la hija del famoso capo de la droga, el rostro de El Chapo aparece en cada uno de los envíos y deja muy en claro que se trata de una obra benéfica producto de su propia cortesía.

Las redes revolucionadas con la iniciativa de las Chapo Despensas.

 

Tanto el nombre, como la silueta e imagen, junto con la dirección a la página web que aparece en las cajas y productos tiene unas intenciones claras. El Chapo envía un mensaje: no es el Gobierno quien está cuidando de los mexicanos, sino él, desde una prisión en Estados Unidos. De la misma manera también se asegura de recordar que el Cártel de Sinaloa sigue vivo.

Estas acciones llamaron inmediatamente la atención de las redes sociales, a través de las cuales se empezaron a difundir los videos donde dan la impresión de compartir características con una ONG, sin embargo, los productos no proceden del dinero de contribuyentes anónimos, sino que la procedencia del presupuesto es dudosa.

Otros narcos solidarios

Además del Cártel de Sinaloa en Guadalajara, otro grupo de narcotraficantes ha decidido ayudar a sus paisanos en esta situación difícil que atraviesan algunas familias en Ciudad Victoria. Se trata del Cártel del Golfo

Aun armados con fusiles de asalto y con una estética menos cuidada, los narcos de esta organización han decidido repartir cajas con alimentos y otros productos básicos a las familias desfavorecidas, pero nada es gratis en la vida y estas cajas también contaban con el logo y nombre de la organización impreso de manera muy visible.

Cajas de narcodespensas.

Es importante destacar que Ciudad Victoria es considerada territorio del Cártel de Los Zetas, por lo que esta intervención podría ser considerada una amenaza o reivindicación pacífica de alguna pugna por la ciudad. El culto al líder también está presente en este caso ya que las cajas también muestran el pseudónimo de Evaristo Cruz, líder del Cártel del Golfo: “Señor 46 Vaquero”.

El Cártel de Jalisco Nueva Generación también se ha subido al carro de la propaganda solidaria. En vez de cajas reparten únicamente los alimentos y productos de higiene en bolsas de plástico con una pegatina que reza: “De parte de sus amigos CJNG”.

Otros con menos repercusión en la cultura del narcotráfico del país tienen estrategias menos sutiles. Se trata de una banda conocida como “Los Viagras”, que se dedican a asaltar los camiones de comida para así preparar las despensas que van a repartir en camiones por los pueblos pobres.

COMPARTIR: