21 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Desde la Embajada española de la India recomiendan extremar las precauciones y el Gobierno del país ha declarado el estado de emergencia

Domingo sangriento en Sri Lanka: una cadena de atentados a iglesias y hoteles de lujo causa 207 muertos y 469 heridos

Atentado en una de las iglesias de Sri Lanka
Atentado en una de las iglesias de Sri Lanka
Ocho explosiones en iglesias llenas de fieles, complejos hoteleros y viviendas han sacudido la capital de Sri Lanka, Colombo, y otras zonas del país este Domingo de Resurrección en una jornada trágica para el país isleño. Entre los 207 fallecidos hay al menos 35 extranjeros, algunos de Estados Unidos, el Reino Unido y Holanda, pero todavía no se sabe si entre las víctimas hay españoles.
  • La cifra se elevó a 207 personas muertas, entre ellas 35 extranjeros, y más de 460 han resultado heridas por la cadena de atentados en hoteles de lujo y tres iglesias en Sri Lanka, donde numerosos fieles celebraban el Domingo de Resurrección.

Todavía no se sabe si hay españoles entre los casi 500 heridos causados por la cadena de atentados en Sri Lanka.

Más de medio centenar de personas han muerto solo en una explosión, la ocurrida en la iglesia de San Sebastian, en la ciudad de Negombo, al norte de la capital, según han confirmado a Reuters fuentes oficiales. Otras 25 han fallecido en la iglesia de Sión, en Batticaloa (provincia Oriental del país). La tercera detonación ha ocurrido en la iglesia de San Antonio, en el distrito de Kotahena, en la capital, Colombo, y todavía no se ha concretado el número de víctimas.

Las explosiones han devastado partes completas de hoteles e iglesias. 

Los tres hoteles afectados son el Cinnamon Grand, el Kingsbury y el Shangri-La, todos ellos en la capital, Colombo, y todos de categoría cinco estrellas, alojamiento escogido preferentemente por los turistas extranjeros.

La Policía ha instado al público a permanecer en sus casas y a no congregarse en las zonas próximas a las detonaciones ni en los hospitales donde los heridos están recibiendo atención médica. 

El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena ha comparecido en un breve discurso ante la nación para expresar su condena  y  consternación por las explosiones y para pedir calma a la población, mientras que el primer ministro del país, Ranil Wickremesinghe, ha convocado una reunión de emergencia de su Consejo de Seguridad Nacional en su residencia particular.

España recomienda extremar las precauciones

El Gobierno español ha recomendado extremar las precauciones en Sri Lanka tras los atentados y seguir las instrucciones de las autoridades locales.

Hacía años que Sri Lanka no sufría un ataque tan violento como el de este Domingo de Pascua.

Así lo ha manifestado la Embajada de España en India en una publicación en su cuenta de Twitter. Asimismo, el Ejecutivo español ha pedido evitar desplazamientos en el país, especialmente a las zonas afectadas y sus alrededores.

"Ha habido varias explosiones en Sri Lanka esta mañana. Se recomienda extremar las precauciones, seguir las instrucciones de las autoridades locales y evitar desplazamientos, especialmente a las zonas afectadas y sus alrededores", ha señalado la Embajada en la publicación.

La violencia religiosa ha resurgido en  en Sri Lanka en los últimos años. En este país de unos 22 millones de habitantes, cerca del 70 por ciento son budistas, el 12,6 por ciento hinduistas, el 9,7 por ciento musulmanes y el 7,6 por ciento cristianos. Pero hasta ahora,  la mayoría de los ataques solían ser de la mayoría budista cingalesa contra los musulmanes, lo que llevó al Gobierno a declarar el estado de emergencia el año pasado. Con este atentado, la minoría cristiana vuelve a estar en el punto de mira de los ataques terroristas como ya sucede en otros países como, por ejemplo, Egipto, con los cristianos coptos.  

El fin de la guerra civil contra los separatistas tamiles en 2009 terminó con decenios de devastación en Sri Lanka. Desde entonces, el país no había vivido un golpe tan sangriento como este atentado. 

COMPARTIR: