20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Sólo queda una sesión de testimonios que se celebrará el próximo día 12 para cerrar la acusación contra César Román

La jueza mandará detener a Adrián Iscu, el operario del Rey del Cachopo, por no acudir a declarar por segunda vez

César Román, el Rey del Cachopo.
César Román, el Rey del Cachopo.
La jueza de Violencia de Género número 6 de Madrid, María del Carmen Gamir, ha decidido mandar a la policía para que busque a Adrián Iscu, operario rumano de César Román, rey del cachopo, después de que el martes faltase a su segunda declaración. La ley de procedimiento dice que cuando un testigo, que tiene obligación legal de presentarse ante la autoridad judicial, no lo hace por segunda vez, las autoridades deberán mandar a la policía para ponerle a disposición judicial.

La única declaración de Iscu fue realizada ante la Policía y dijo que dejó de trabajar para Román el 25 de julio de 2018  y que cuando intentó entrar en la nave de Usera se encontró con que la llave que tenía no funcionaba porque la habían cambiado.

Se especuló con la posibilidad de que este hombre fuese la persona que vio dejar la nave el día de los hechos el portero de la finca colindante, Miguel Ángel Rodríguez Caldera, pero el martes declaró que "la persona que vi no medía 1.70, era un canijo".

Cuando el portero fue preguntado por la defensa del Rey del Cachopo sobre el por qué había declarado antes que medía 1.70 metros la persona que vio salir de la nave. El testigo dijo que él mide 1.80 y que siempre le pareció más bajito qué él, pero mucho más bajo que él. Afirmó ''no conocer de nada a César Román ni haberlo visto antes por allí''.

Heidi Paz, novia de César Román.

Por la sala de la jueza María del Carmen Gamir pasaron el martes 11 nuevos testigos, completando un total de aproximadamente 30 cuando finalicen los testimonios.  El día 12 de febrero tendrá lugar la última de las sesiones testificales, donde deberán ir además de Iscu, Alejo Corcoba García, el propietario de un restaurante en Alcalá de Henares, a quien le notificaron la comparecencia sólo unas horas antes y que no pudo presentarse a tiempo porque estaba fuera de Madrid.

En su declaración ante la policía, Alejo Córcoba Garcia, dueño de un restaurante en Alcalá de Henares afirmo que se cruzó varios mensajes de wassap con Heidi incluso después de que la hondureña estuviese prometida con César Román. Así, el 7 de julio de 2018 Heidi le dijo a Alejo por wasap que su novio "la amenazaba y que ya no me voy a casar con él porque es muy posesivo".

El día 12 de febrero también pasaran por el juzgado los policias del grupo VI de Homicidios y los forenses que hicieron la autopsia de Heidi Paz. No es probable que terminen las diligencias próximamente, pues la acusación particular de la familia de Heidi Paz, representada por el prestigioso penalista Ramón Fernández de Mera, va a pedir que se practiquen nuevas pruebas.

COMPARTIR: