25 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El taxista que transportó al Rey del Cachopo a la nave de Usera afirma que la maleta pesaba más de 40 kilos

Dos empresarios aseguran que vieron a César Román cinco horas más tarde de descubrirse el cadáver de Heidi Paz

César Román, el Rey del Cachopo.
César Román, el Rey del Cachopo.
La primera jornada de declaraciones sobre el caso del Rey del Cachopo, César Román, dejó una sorpresa y una prueba de cargo en su primera jornada celebrada en el juzgado de Violencia de Género número 6. Dos de los empresarios que querían comprar una mesa y varias cajas de vino al Rey del Cachopo, Ignacio Villalba y Francisco José Zamorano, declararon haber estado con Román en la nave colindante donde se hallaron los restos de Heidi Paz cinco horas después.

Los empresarios que declararon el jueves dijeron haber estado con Román en la nave de la calle Sebastián Gómez 5, junto a la otra donde encontraron los restos de Heidi, en el número 3. Por la sala de la jueza de Violencia de Género, María del Carmen Gamiz Valencia, el jueves pasaron bomberos, policías municipales, policías nacionales, Juan Antonio Ortiz, alias Giovanni, guardaespaldas del Rey del Cachopo, además de los empresarios Ignacio Villalba y Francisco José Zamorano y el taxista José Luis López.

Los que no estuvieron fueron Miguel Ángel Rodríguez, el portero de Sebastián Gómez número 5 que llamó a los bomberos al notar olor a humo en la nave del número 3, pero que no había podido ser citado finalmente por el juzgado, así como otro empresario, José Angel Martín Navarro, propietario de un bar.

A la izquierda Giovanni, hombre de confianza de César Román, a la derecha.

En el caso de los policías y bomberos la declaración fue técnica sin novedades que aportar, a pesar de que la defensa de Román se empeñó en varias ocasiones en saber si había una ventana abierta o cerrada dentro de la nave del Rey del Cachopo.

Los empresarios no aportaron mucho más como testigos, pero sí coincidieron, como curiosidad, en que ambos estuvieron por la tarde junto con Román en la nave de la calle Sebastián Moreno, número 5, solo unas horas después de que se descubriera el cadáver de Heidi Paz en la nave colindante, cuando ya la Policía tenía controlada y vigilado el local donde reposaron los restos de Heidi Paz.

El taxista se ratificó en el reconocimiento a César Román

Quien se ratificó totalmente sobre lo declarado en la comisaría de policía fue José Luis López, el taxista que trasladó a César Román el 5 de agosto hasta las naves de Usera. Román siempre ha sostenido que fue a llevar una maleta con papeles, que nunca fue encontrada, aunque sí la que se halló con los restos de Heidi.

El taxista insistió en que la maleta pesaba más de 40 kilos y qué tuvieron que descargarla entre ambos, el Rey del Cachopo y él, y recuerda a César Román porque se sentó junto a él en el asiento delantero. Cuando la defensa del Rey del Cachopo insistió en por qué sabía calcular el peso exacto, el taxista respondió que "estoy acostumbrado a ir al gimnasio y juraría que eso pesaba más de 40 kilos".

También declaró Juan Antonio Ortiz, alias Giovanni, exguardaespaldas y hombre de confianza de Román , que aseguró que la relación sentimental entre Román y Heidi era intermitente y que nunca conoció episodios de violencia entre ambos.

COMPARTIR: