28 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su abogado ha presentado recurso de súplica contra la decisión de la Audiencia Provincial de Madrid de prorrogar otros dos años su prisión provisional

César Román, el Rey del Cachopo, pide salir de prisión y aporta los avales de siete familiares

César Román, el Rey del Cachopo.
César Román, el Rey del Cachopo.
La defensa de César Román, Rey del Cachopo, ha recurrido en súplica la prórroga de su prisión provisional durante otros dos años después de que la Audiencia Provincial de Madrid decidiese extenderla por el retraso en su juicio. El abogado de Román aporta ahora la oferta de al menos siete familiares del detenido, madre, primos, sobrinos, hermana y su abuela, que se harían cargo del Rey del Cachopo y garantizarían que no huyese de España si quedase en libertad.

Hace unas semanas la Audiencia Provincial de Madrid rechazaba la puesta en libertad de César Román Viruete, el "Rey del Cachopo", encarcelado en noviembre de 2018 por el asesinato de su novia Heidi Paz. Ahora su abogado, Manuel Alonso, ha presentado un recurso de súplica contra la negativa de la Audiencia aportando testimonio de varios familiares que aceptarían hacerse cargo de Román en caso de que saliese de prisión y garantizan que César Román va a estar dentro de España.

La Audiencia prolongó durante dos años la prisión provisional de El Rey del Cachopo, en previsión de que el juicio se posponga hasta el verano de 2021, algo que parece más que probable dado el retraso de los tribunales de Justicia de la Comunidad de Madrid. Así las cosas, si el recurso de súplica le fuese denegado a Román solo le quedaría acudir en amparo ante el Tribunal Constitucional para agotar todas las posibilidades de salir en libertad.

Juicio oral

César Román será acusado y juzgado como presunto autor material de la muerte de su novia, Heidi Paz Bulnes, cuyo cadáver se halló el 13 de agosto de 2018 en una maleta en una nave del madrileño distrito de Usera. El juicio debería haberse celebrado esta primavera, antes de que se cumplieran los dos años de prisón de Román, pero el coronavirus retrasó todas las causas judiciales y ésta también.

La causa ya tuvo una calificación previa en junio de 2019, donde la Fiscalia acusó de homicidio, la acusación popular también y la acusación particular de asesinato y profanación de cadáver, mientras que el abogado de la defensa pidió la libre absolución. Sin embargo, la instrucción permaneció en un impass  durante algunos meses a la espera de varias diligencias solicitadas por todas las partes, como un informe psicológico realizado por la psicóloga Ana Villarrubia y varias diligencias de averiguación sobre las cuentas corrientes del acusado y sobre la identidad de una mujer que lo habría visitado mientras se encontraba en Zaragoza. El examen de Villarrubia determinó que César Román no sufría patología mental o trastorno de personalidad, lo que significa que puede ser juzgado como cualquier otro ciudadano.

La jueza Carmen Gámiz, a la izquierda, en un acto de la asociación Francisco de Vitoria.

Fiscalía y acusación popular, ejercida por la Comunidad de Madrid, solicitaron que el único acusado por la muerte de Heidi Paz  sea condenado por un delito de homicidio. Mientras que Ramón Fernández de Mera, letrado de la familia pidió entonces que fuera juzgado por un delito de asesinato.

Sin embargo, en la última calificación presentada ante la Audiencia Provincial Fiscalía y Acusación Popular se inclinan por el delito de homicidio, aunque en el caso de la acusación particular, piden asesinato con alevosía contemplado en el artículo 139.1 del Código Penal, además lo acusa de malos tratos continuados físicos y psíquicos con el agravante de parentesco, es decir, entre 15 y 25 años de prisión. La defensa de César Román pide libre absolución para su cliente.

El homicidio doloso está castigado con entre 10 y 15 años de prisión, una pena que puede ser aumentada en caso de que sean considerados los agravantes presentados por las acusaciones, mientras que el asesinato sube bastante más la pena.

El cuerpo de Heidi Paz se halló el 5 de agosto de 2018 en una maleta en una nave del distrito de Usera. A Román se le detuvo en un bar de Zaragoza en noviembre del mismo año tras estar dos meses desaparecido. Desde el inicio de la causa, el empresario ha defendido su inocencia.

 La famosa "mafia policial"

La última vez que César Román acudió al Juzgado fue para escuchar a las partes y sus peticiones, en junio de 2019. Entonces, Manuel Alonso, abogado del Rey del Cachopo, pidió la absolución de su cliente por entender que los culpables son otros, con la famosa teoría de la “mafia policial” que ha retomado Román y por la que su abogado presentó un recurso ante la Audiencia Provincial para que fuese estimada la petición de declarar secreta una parte de las actuaciones y así poder declarar dando nombres y detalles de esta supuesta “mafia policial”.

El abogado Alexis Socias,  de la Acusación Particular, que sustituyó a Fernández de Mera, rodeado de periodistas.

En su recurso pidió el abogado que en esta nueva declaración estuviesen presentes solo el juez, el fiscal y él mismo para evitar cualquier filtración. El abogado también pidió que se le diese traslado de toda la causa y de las pruebas periciales que faltan en el sumario. "Por ejemplo, hay un teléfono móvil con miles de fotos, pero la policía solo incluye tres en el sumario. Nos gustaría saber qué criterio se utilizó para incluir esas y no otras y ver de donde han sacado los posicionamientos de los teléfonos móviles con exactitud", dijo en aquella ocasión Alonso a elcierredigital.com.

El fiscal hizo una exposición larga de los hechos y pidió el procesamiento por homicidio, petición a la que se adhirió la Acusación Popular ejercida por el letrado de la Comunidad de Madrid. Luego intervino el letrado Alexis Socias, en sustitución del penalista Ramón Fernández de Mera que no pudo acudir a la vista de junio de 2019 por estar convaleciente de una enfermedad, y que representa los intereses de Gloria Bulnes, madre de Heidi Paz, al pedir el procesamiento de César Román por dos presuntos delitos de asesinato y profanación de cadáver, al entender que Román intentó quemar las prótesis mamarias de Heidi Paz en la nave del barrio madrileño de Usera donde se encontraron sus restos. También pidió la acusación que se investigasen algunos componentes de tipo económico que pudiera abrir una línea de investigación poco explorada hasta ahora, a su juicio.

                            Manuel Alonso, abogado de Román, en una foto de archivo.

Preguntado sobre la versión que mantiene Román de que los restos ni siquiera pertenecen a Heidi Paz, Manuel Alonso manifestó que “con las actuaciones que yo tengo entiendo que es normal que mi defendido piense que no pertenecen a Heidi porque no se acredita esto en la causa”, a pesar de que las pruebas de ADN efectuadas a la madre de Heidi dieron el 99,99 por ciento de posibilidades de que los restos fuesen de su hija.

Ahora César Román tiene todavía una oportunidad de conseguir la puesta en libertad si prospera el recurso de su abogado.

COMPARTIR: