20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un Juzgado de esta ciudad gallega ha pedido trasladar al anciano a un centro hospitalario para se que evalúe su estado mental

'El Señor de los palillos': el octogenario de Vigo que ha rayado 1.200 coches en ocho años y propina bastonazos

Cartel colocado por los vecinos alertando de las prácticas delictivas del anciano.
Cartel colocado por los vecinos alertando de las prácticas delictivas del anciano.
Un anciano de 79 años, José Antonio Vázquez, lleva ocho años rayando coches en Vigo, hasta el punto de que ha alcanzado la cifra de 1.200 vehículos dañados en este tiempo. El octogenario además introduce palillos en las cerraduras de coches y portales y propina bastonazos a quienes le increpan. De hecho, algunos le conocen como 'el Señor de los palillos'. Este viernes fue conducido a los Juzgados para declarar.

Algunos le conocen como 'el Señor de los palillos'. Se trata de un octogenario de Vigo, José Antonio Vázquez, denunciado en reiteradas ocasiones por sus vecinos por rayar automóviles e introducir palillos en las cerraduras de vehículos y portales. Este viernes fue trasladado al Juzgado de lo de lo Penal número 1 de Vigo, en calidad de detenido, para comparecer ante la jueza, según ha confirmado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).

El anciano rayacoches, de espaldas, increpado por un vecino.

El anciano fue arrestado por la Policía Local este jueves en torno a las 15,30 horas en la calle Canario, debido a una orden dictada por el Juzgado de lo Penal número 1 de Vigo. Después, el hombre fue trasladado al calabozo de las dependencias de la Policía Nacional.

Este anciano fue identificado y denunciado por agentes de la Policía Local la semana pasada tras comprobar que había rayado dos coches en la calle Reiseñor, situada en el barrio de A Doblada. Además, cuenta con más de una docena de antecedentes policiales por hechos similares y consta como autor de destrozos en más cien de automóviles solo durante el pasado mes de enero. El anciano ha mencionado en algunas ocasiones que "me operaron y no quedé bien". Aunque sus vecinos no piensan lo mismo y creen que el anciano tiene sus facultades mentales perfectamente y es plenamente consciente de sus actos.

Uno de los vecinos muestra el arañazo que el anciano hizo en su coche.

Los actos vandálicos este octogenario se producen casi todos todos los días, pero su arresto nada tiene que ver con esta actividad, sino con la necesidad del citado juzgado de comunicarle en persona que la próxima semana tendrá que asistir a un juicio oral. Esta vista juzgará los arañazos que hizo el anciano a varios vehículos a plena luz del día en el año 2017. Este procedimiento debería haberse celebrado en diciembre, pero José Antonio Vázquez no se presentó.

El juzgado dictó una requisitoria y la Policía Local le detuvo para evitar que vuelva a ausentarse del juicio. La vista oral que le sentará la semana próxima en el banquillo de los acusados podrá suponer para este anciano una condena al pago de una multa de 16.200 euros por los daños causados y no será la primera que reciba, pues fuentes policiales han confirmado que ya lleva acumula varias condenas en los Juzgados de lo Penal de Vigo por hechos similares.

La Policía Nacional cree que imposible contabilizar cuántos coches ha dañado en los últimos años este hombre, aunque se ha cifrado en 1.200, una cifra que podría ser superior. Además, en estos últimos años ha acumulado también doce antecedentes policiales.

Sus vecinos están hartos

Es habitual que José Antonio Vázquez se enfrente a sus vecinos, que han colocado carteles por el barrio alertando sobre la figura de este anciano rayacoches. A su vez, el anciano no duda en levantar su bastón para atacar a los vecinos que le increpan. De hecho, en varias ocasiones ha golpeado a las personas que le reprochan su actitud y también consta un antecedente por haberle tocado el culo a una joven en plena calle. Tras este incidente, la chica le siguió mientras llamaba a la Policía para evitar que huyese y observó cómo rayaba más de veinte coches en su camino a casa.

Tanto los vecinos como la Policía se han propuesto mantenerle vigilado y han empapelado el barrio con carteles de "Se busca" con su foto. "Pero al anciano no le afecta nada y continúa con sus actos vandálicos", afirman sus vecinos.

El Juzgado de Primera Instancia número 12 de Vigo, especializado en Familia, ha emitido un oficio para el traslado a un centro hospitalario del octogenario. La jueza ha adoptado esta decisión después de que la Fiscalía hubiera solicitado el internamiento psiquiátrico "no voluntario y urgente" del hombre, con el fin de llevar a cabo "un diagnóstico completo de su estado y, en particular de su salud psíquica".

COMPARTIR: