09 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Armada mexicana ha detenido a trece de estos delincuentes durante la última operación contra la piratería

Los piratas reaparecen en el Golfo de México y asaltan un barco de bandera italiana

Una escena de la película Capitán Philips.
Una escena de la película Capitán Philips.
No son precisamente como en la película Piratas del Caribe, estos son mucho más peligrosos y asesinan si es necesario para hacerse con el botín de lo barcos que asaltan. La Armada mexicana ya ha detenido a 13 de estos piratas que asaltan embarcaciones y plataformas petrolíferas en el sur del Golfo de México, llevándose todo lo que pueden a su paso.

La piratería ha vuelto al Golfo de México, ahora se ha conocido que en abril, en plena pandemia lo piratas atracaron un buque de suministros con bandera italiana cerca de la costa mexicana. Unos ocho asaltantes con armas de fuego tomaron como rehenes a toda la tripulación, mientras robaban todas las pertenencias del barco.

Según informó la Oficina de Inteligencia Naval de Estados Unidos, un video de seguridad grabado por las cámaras del barco mostró cómo hubo disparos intimidatorios y uno de los asaltantes amenazaba de manera violenta con su arma de fuego mientras el resto se dedicaba a rapiñar por todas las estancias del buque.

Ante el aumento de los ataques la Armada mexicana ha decido comenzar a combatir a los piratas en el Golfo de México que afecta a barcos y plataformas petroleras. El departamento de Estado de Estados Unidos emitió una advertencia el 17 de junio para los viajeros en barco a México debido a la presencia de grupos criminales armados en el golfo. Este ataque sufrido en abril significó un aumento significativo de los robos  en el sur del golfo de México, que generó la advertencia por parte del gobierno americano. 

Un buque de la Armada mexicana.

No era el primer atraco en el mar, ya que durante los últimos años se han producido pequeños robos e incidentes similares, según  la Secretaría de Marina de México. Pero ahora los ladrones ha dado un paso más allá al asaltar buques mercantes con bandera de otros países en un modus operandi que recuerda a la crisis de los piratas somalíes, solo que en este caso no pretenden secuestrar los barcos sino robar todo lo que pueden.

Dichos ataques son principalmente a embarcaciones y plataformas de alta mar asociadas con la industria del petróleo mexicano. Tales ataques añaden  otra pesada carga a las agotadas fuerzas de seguridad  mexicanas y que a su vez amenazan con enfriar los deseos de inversión extranjera en el sector petrolero de México. 

Operación de la Armada

La Armada mexicana informó que destinó 15 buques, 24 embarcaciones patrulla de menor dimensión  y cinco aviones para poder vigilar debidamente la región sur del Golfo de México, donde se ubican la mayoría de los pozos petroleros de dicho país. Pero los ladrones ya han robado buques, equipos, posesiones de los trabajadores de las plataformas y también se han detectado barcos de mayor eslora que supuestamente transportaban combustible robado y trasvasado a los barcos de los piratas. Estos robos incluyen hasta equipos sofisticados de comunicación y navegación, combustible, motores, tanques de oxígeno, material de construcción y hasta algunas ocasiones  las luces del área de aterrizaje para los helicópteros que revenden en el mercado negro.

Durante una de las operaciones en el mar la Armada mexicana anunció que incautó tres barcos, un bote y detuvo a 13 personas durante un operativo. No detallaron los delitos de los imputados, pero comentaron que han tenido que escoltar a 34 embarcaciones a la orilla tras detectar fallos administrativos en su documentación. 

En las últimas décadas las aguas territoriales de México en el golfo estuvieron en gran medida libres del tipo de piratería que afectó a zonas de una gran incidencia delictiva como las aguas cercanas a la costa de Somalia y los muy congestionados mares del sureste asiático. 

No obstante, los estadounidenses y mexicanos se mantienen  alerta y mencionan a sus ciudadanos que viajan a la zona de que “se tiene conocimiento de grupos delictivos armados que asaltan embarcaciones comerciales, plataformas petroleras y barcos de suministros en la Bahía Campeche”. 

COMPARTIR: