18 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La nueva versión de Conchi provoca la indignación de los investigadores

La ‘Viuda negra’ de Alicante aparece andando en el juzgado y acusa al hijo de su marido del asesinato

La
La "Viuda negra" entra a declarar en los Juzgados de Alicante (EFE)
María Concepción Martín conocida en su círculo familiar como Conchi, la mujer que se oculta tras el sobrenombre popular de “la viuda negra”, declaró ante el juez a petición propia. Su intervención en el juzgado desde el principio no ha dejado indiferente a nadie con un cambio de versión que apunta al hijo de la víctima como culpable

La primera sorpresa fue la comparecencia en sí, ya que en su momento Conchi se negó a declarar. En esta ocasión, la comparecencia ha sido a solicitud de la acusada de matar presuntamente a su cuarto marido 15 días después de la boda. También lo ha hecho su supuesto cómplice, Francisco Pérez. Ambos han mantenido una nueva versión, que fuentes de la Policía tachan de “rocambolesca”.

Conchi compareció en el Juzgado de Instrucción 5 de Alicante y accedió al mismo sin necesidad de usar una silla de ruedas, confirmando lo que para muchos ya era una realidad. Sus supuestos problemas de movilidad no eran reales, algo ya contado en su momento por “El Cierre Digital”.

Ante el juez Manrique Tejada, la “viuda negra” afirmó que el autor del crimen fue el hijo de la víctima, José Luis Alonso. Siempre según Conchi, el vástago de su marido habría agredido mortalmente a José Luis el pasado 20 de agosto en un aparcamiento al aire libre situado junto a la playa alicantina de la Albufereta. La “viuda negra” da como explicación al crimen la, según ella, mala relación entre padre e hijo que cristalizó apenas unos días antes del asesinato, cuando José Luis echó a su hijo de casa.

Los sospechosos no han explicado sin embargo qué hacían ellos en la escena del crimen, donde fueron sorprendidos y detenidos al instante tras ser abordados por Encarnación Rico, una policía nacional que se encontraba fuera de servicio y paseaba junto a un amigo por la zona en esos momentos.

Esta agente ya ha ratificado en el juzgado que vio a la mujer, de 45 años, sujetar a su marido mientras el otro sospechoso, de 58, le clavaba reiteradamente un destornillador en el pecho y el cuello. José Luis murió desangrado allí mismo pocos minutos después. La víctima, además, acudió al lugar porque su mujer le había citado esa noche para cenar.

Conchi llegando a los juzgados (EFE)

Esta declaración permite a Conchi dar una nueva versión sobre lo sucedido. Hay que recordar que al ser detenida explicó a gritos que los culpables habían sido una banda “de negros” para robar a su marido. Tras lo cual se mantuvo en silencio hasta esta comparecencia voluntaria.

Por su parte, la hija del fallecido, Vanesa Alonso, que acudió junto al letrado de la acusación particular declaró ante los medios que se trataba de “una mentira más” de los supuestos asesinos de su padre.

Un caso rocambolesco

La mujer, de 45, años mató presuntamente el pasado agosto en Alicante a su marido con el que llevaba casada sólo quince días. El hombre de 58 años que cuidaba a la mujer, debido a que ésta iba en silla de ruedas, fue arrestado junto con la presunta autora del asesinato por la Policía. La detenida contrajo matrimonio el pasado cuatro de agosto con el ya fallecido José Luis, un camionero jubilado de 69 años que residía en Guardamar.

La pareja había quedado para cenar, pero pronto el esposo de Conchi se daría cuenta de que aquella invitación no era lo que parecía y que en realidad fue una encerrona para acabar con su vida. Una policía nacional que estaba fuera de servicio paseando por un acantilado cercano presenció el delito e intervino para la posterior detención de los implicados. La policía, tras ver como apuñalaban al hombre con un destornillador y dar aviso a sus compañeros, acudió y trató de detener a los agresores forcejeando con uno de ellos. Más tarde, llegaron los refuerzos y detuvieron a los supuestos autores del asesinato.  La víctima sufrió puñaladas en el cuello y en el pecho con la herramienta, por lo que perdió mucha sangre y no se pudo hacer nada por salvar su vida.

Tras conocerse este hecho, parte de la vida de Conchi se ha difundido a través de los medios de comunicación y su historia, no deja de ser sorprendente. La propia hija de la acusada habló de su madre en ‘El programa de verano’, donde hizo afirmaciones como esta: "no veo a mi madre capaz de matar, pero sí de manipular a alguien". Durante la entrevista, aseguró que la última vez que vio a su madre iba en silla de ruedas y estaba junto a su cuidador, diciendo que Paco era su padre biológico y que iba a casarse con él. Pero Elisabeth creyó a su madre, porque "con cada hombre que estaba, me decía que era mi padre biológico", explicó. Además, afirmó que su progenitora solo le interesa el dinero y que en su cabeza “tiene una vida paralela a la realidad". Elisabeth contó con tristeza que ha llorado mucho y que todavía la quiere. Unos datos que se suman a su complicada biografía como se recogió hace semanas en este mismo periódico.

COMPARTIR: