22 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La joven desapareció el 7 de noviembre y según el presunto asesino José Ignacio Palma descuartizó su cuerpo y distribuyó sus restos por contenedores

Caso Marta Calvo: A punto de terminar la búsqueda sin éxito de sus restos en el vertedero valenciano de Dos Aguas

Vertedero de Dos Aguas
Vertedero de Dos Aguas
Después de varias semanas buscando el cuerpo de Marta Calvo en el vertedero de Dos Aguas (Valencia), los investigadores están apunto de desistir en su búsqueda en el lugar dónde el asesino aseguró que la había enterrado. Hoy se cumplen 10 meses desde la desaparición de Marta Calvo en la localidad valenciana de Manuel, tras quedar para tener una cita con Jorge Ignacio Palma, que fue detenido el 4 de diciembre e ingresó en prisión dos días después investigado por el asesinato de Marta Calvo.

Entre hoy o el fin de semana, las autoridades anunciarán el cese de la búsqueda del cuerpo de Marta Calvo, la joven desaparecida y asesinada hace 10 meses en Valencia. La mujer había quedado con Jorge Ignacio Palma para tener una cita, desde entonces no se supo más de ella.

Palma fue detenido el 4 de diciembre e ingresó en prisión dos días después investigado por el asesinato de Marta.  Durante el proceso, el detenido confesó haberla matado, desmebrado y tirado a un vertedero en Dos Aguas (Valencia).

Desde hace ya ocho meses que las autoridades buscan sin éxito los restos de la joven en la zona descrita por Jorge. Ahora, esos trabajos estarían apunto de terminar, tras haberse analisado miles de toneladsa de desechos y basura sin encontrar ningún rastro de ADN de la joven, según la Guardia Civil.

La familia de Marta Calvo ha lamentado que el presunto asesino "no haya dejado de mentir desde el primer momento", también durante la investigación cuando señaló el lugar en el que presuntamente estaba enterrado el cuerpo de la chica.

Marta desapareció hace ocho meses.

"No se ha encontrado el cuerpo de Marta en el vertedero porque la versión del sujeto criminal es falsa, es todo mentira, una historia que se ha inventado", apuntaron fuentes de la familia de la victima a Europa Press.

Según aseguró el portavoz de la familia: "Ha mentido y no tiene en consideración todo el daño que está generando a la madre de la joven".

Pista dudosa

A mediados de Junio se conoció que los agentes de Policía Judicial de la Guardia Civil que trabajan en la desaparición de Marta Calvo habían recogido muestras biológicas en las dos residencias que ocupaba el único sospechoso de su asesinato y desaparición, Jorge Ignacio Palma, en la provincia de Valencia.  

Las 250 muestras de ADN analizadas hasta ahora por la Policía Científica de la Guardia Civil se logró aislar restos genéticos de seis mujeres diferentes, una de ellas Marta Calvo. Tres de esos perfiles genéticos fueron encontrados en el Volkswagen Passat que Jorge Ignacio Palma confesó haber utilizado para transportar las bolsas con los restos de Marta hasta contenedores de basura. El vestigio de una de llas mujeres estaba en el asiento trasero, el ADN de otra fue obtenido con el análisis de un pelo hallado bajo una de las alfombrillas de esos asientos y el de la tercera apareció en dos puntos dentro del maletero. 

Esos vestigios fueron analizados por Departamento de Biología de Criminalística de Policía Científica de la Guardia Civil, logrando identificar ADN de Marta en las muestras obtenidas del cuarto de baño y del dormitorio de la vivienda de Manuel. Aquí fue donde encontraron también una lentilla que correspondería con el perfil genético de la desaparecida.

La Guardia Civil ha analizado toneladas de desechos.

Resulta extraño para los agentes que en el coche no hubiera restos de Marta, teniendo en cuenta que seguramente fuera la última persona que se subiera en él, ya que el sospechoso recogió a la joven en Valencia el mismo 7 de noviembre, fecha de su desaparición.

En la vivienda de l'Olleria, la segunda que usaba Jorge Ignacio Palma, se encontró sangre en un pantalón del investigado, que resultó ser sangre de Marta y vestigios de otras tres mujeres, como pelos en el edredón de la cama. Sin embargo, no se han obtenido restos de ADN en los contenedores de l'Olleria y Alzira, donde supuestamente el procesado arrojó los restos del cuerpo de la joven. Supuestamente, porque a estas alturas de la investigación ya se duda de que realmente arrojase allí el cuerpo de Marta Calvo.

Otras dos desaparecidas

Jorge Ignacio Palma está acusado no solo del homicidio de Marta, sino del de otras dos mujeres muertas tras sendos encuentros sexuales con el acusado, Arliene Ramos, brasileña, fallecida el 3 de abril de 2019 tras una cita con Jorge que tuvo el 25 de marzo de aquel año. La segunda fue Lady Marcela Vargas, de nacionalidad colombiana, que murió en una casa de citas de la avenida de la Plata de Valencia tras otro encuentro sexual con Palma en la madrugada del 15 de junio de 2019.

La Guardia Civil trata además de acreditar otras siete agresiones sexuales que supuestamente habría cometido Palma contra otras tantas mujeres a las que habría suministrado cocaína durante encuentros sexuales entre finales de 2018 y noviembre de 2019.

Además, el padre de Marta Calvo ha solicitado a la jueza de Instrucción número 6 de Alzira, un informe pericial que documente precisamente esa práctica presuntamente realizada por Jorge Ignacio Palma. Es decir, el padre de Marta quiere saber con datos científicos el mecanismo que produce la muerte o el desvanecimiento, en el caso de estas siete mujeres.

Estas pruebas serían importantes porque se lograría demostrar con datos científicos cómo se produjeron los episodios que llevaron a la muerte, presuntamente a Marta, Arliene y Lady Marcela, dado que de estas dos últimas fallecidas se conocen las cantidades de cocaína detectadas en sus organismos. Se trataría de que cuando se pueda encontrar el cuerpo de Marta y se le pueda realizar la autopsia se puedan comparar esos datos con los de las otras dos mujeres fallecidas.

COMPARTIR: