30 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato Jupol rechaza que se utilice a las fuerzas de Seguridad del Estado con fines partidistas y por partidos políticos

Los policías se defienden: Anuncian acciones legales ante los bulos o injurias sobre la actuación de los agentes

El vídeo se ha hecho viral y ha indignado a la Policía.
El vídeo se ha hecho viral y ha indignado a la Policía.
El sindicato Jupol ha defendido la actuación de los agentes de Policia Nacional en un domicilio de Mallorca durante el Estado de Alarma. Además, sostienen que los agentes siempre actuaron con la legalidad en la mano y tratando de identificar a las personas que eran ajenas a ese domicilio en ese momento. Todos fueron propuestos para una sanción administrativa por saltarse el confinamiento el 9 de mayo. Los policías están hartos de que se les intente utilizar con fines partidistas.

El sindicato Jupol, mayoritario en la Policía Nacional ha advertido que "en los últimos días, se está produciendo la difusión a través de redes sociales y con repercusión en algunos medios de comunicación de informaciones falsas en relación con actuaciones de la Policía Nacional". Efectivamente, los vídeos circulan por redes sociales y ahí los ha encontrado elcierredigital.com.

Desde Jupol se asegura que todas las actuaciones de la Policía Nacional se acogen a la legislación vigente, se realizan con un respeto absoluto al Estado de Derecho y acorde a las normas impuestas durante el Estado de Alarma decretado en España.

Uno de los bulos difundidos en estos días corresponde a una actuación en Palma de Mallorca en la que los agentes acuden a un domicilio a las 02:30 horas de la madrugada por la llamada de una vecina que denunciaba la realización de una fiesta en un domicilio colindante, al que había acudido gente que no era residente en la vivienda.

 "A la llamada responden dos patrullas de Policía Nacional que se personan en el domicilio y que acceden al mismo tras el consentimiento de uno de los moradores de la vivienda. Momento en el cual descubren que en la casa hay más gente de la que vive habitualmente", explican desde Jupol. 

Los agentes precisamente son increpados por una de las personas presentes en el domicilio, y que no habita regularmente en la misma, por lo que se comprueba que se están incumpliendo las normas del confinamiento reflejadas en el Estado de Alarma, ya que la intervención se produjo el pasado día 9 de mayo cuando en Palma de Mallorca todavía se estaba en la Fase 0 del desconfinamiento, aseguran desde el sindicato.

En las imágenes que se han viralizado en redes sociales, "durante la intervención los agentes piden la identificación de los ocupantes de la casa en ese momento, lo que provoca que estos empiecen a grabar a los Policías sin su consentimiento, acción que continúa a pesar de que en varias ocasiones los funcionarios piden a los ocupantes de la vivienda que dejen de hacerlo amparándose en el artículo 6 de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal 15/99", añaden.

Posteriormente, se ve cómo los agentes proceden a abandonar la vivienda informando antes de que se informará de los hechos a la autoridad judicial.

Una situación, que según explican desde Jupol, se ha tergiversado de forma interesada en redes sociales y que según se extrae del atestado de Policía Nacional, la actuación policial se llevo a cabo de manera ejemplar y conforme a derecho.

Acciones judiciales

Desde JUPOL "no podemos tolerar que se viertan este tipo de acusaciones contra los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, por lo que ha anunciado que pondrá en manos de sus servicios jurídicos todas estas injurias y bulos que tratan de dañar la imagen de la Policía Nacional", añaden. 

Del mismo modo, este sindicato pone a disposición de todos los agentes de la Policía Nacional que se vean involucrados en este tipo de situaciones sus servicios jurídicos para que puedan defender sus intereses tal y como viene haciendo desde su fundación. Todas las personas que estaban en la fiesta fueron denunciadas y han sido propuestos para una sanción de 3.000 euros.

COMPARTIR: