29 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

 La fiscalía considera que hay indicios de que Mario Tabanera participó en el asesinato de su expareja y pide para él 28 años de prisión

Crimen de Denisa: Piden 32 años de cárcel para Rocío 'La Golosina' por matar presuntamente a esta joven

Rocío Martínez, La Golosina.
Rocío Martínez, La Golosina.
Con el juicio próximo a celebrarse, ElCierreDigital.com accede al escrito de acusación de la familia de la joven Denisa contra sus presuntos asesinos, a los que acusa de sendos delitos de asesinato y contra la integridad moral, además de otro de amenazas. A Rocío, la presunta autora, le piden 32 años de cárcel y al exnovio de Denisa (entonces pareja de la presunta asesina) le piden 28 años de cárcel por cooperador necesario.

A Denisa Dragan la mataron por celos el 25 de noviembre de 2018 en la puerta de su casa de Alcorcón por un motivo tan estúpido como fue pedirle amistad por Facebook a su antiguo novio, Mario, con el que todavía mantenía cierta relación. La petición enfureció a la que era novia de Mario en ese momento y desencadenó una venganza absurda que le costó la vida a una adolescente de tan solo 17 años.

El relato de la acusación que dirige el letrado Marcos García Ortega, en nombre de la familia de la víctima, parte de las amenazas de muerte previas de Rocío a Denisa, una serie de mensajes que no dejaban duda sobre las intenciones de la acusada. Mensajes de Rocío amenazando a Denisa enviados desde su propio teléfono pero también desde el terminal de su novio Mario. Días después, esas amenazas se hicieron realidad cuando Rocío, armada con un cuchillo, le pidió a su novio Mario que la llevara hasta el domicilio de Denisa ya que desconocía su ubicación.

Es indiscutible que Mario accedió a llevarla hasta el lugar, algo que pese a sus primeras negativas el acusado terminó por admitir en los interrogatorios judiciales. Una vez allí, según el relato de la acusación, sobre las 21:40 horas, Mario bajó del coche y acompañó a Rocío hasta la puerta de la casa de Denisa. Llamaron a la puerta y cuando Denisa abrió, Mario la sujetó para que su novia Rocío la agrediera con el cuchillo. Denisa no pudo defenderse, en ese momento estaba hablando por teléfono con su amiga Silvia que escuchó las últimas palabras de Denisa dirigiéndose a la asesina por su nombre antes de desplomarse herida de muerte. De inmediato la pareja huyó del lugar e intentó procurarse una coartada con unos familiares de Mario.

La familia de Mario le dio coartada al principio

La pareja se refugió en la casa de los tíos de Mario, se deshicieron del cuchillo e intentaron deshacerse del BMW negro de Mario que más tarde halló la policía. En principio esos familiares le dieron coartada a la pareja, pero terminaron cambiando su declaración añadiendo detalles de gran importancia para el caso. Así contaron que Mario sabía que Rocío odiaba a Denisa y que Rocío pretendía hacerle daño a Denisa y aún así la llevó en su coche hasta el domicilio de la víctima.

Mario Tabanera acompañado de su madre en una foto de archivo.

En todo este tiempo, Mario ha pasado de testigo a imputado, de nuevo a testigo y finalmente imputado de nuevo gracias a la insistencia de los letrados de la familia de Denisa. La familia de la víctima siempre ha mantenido que la intervención de Mario es decisiva porque la presunta asesina no sabía dónde vivía la víctima hasta que Mario la llevó en su coche la noche del crimen. También recuerdan que varios testigos declararon que Mario les confesó su participación activa en el crimen, e insisten en la multitud de contradicciones existentes en las declaraciones de Mario. “Mario no hizo nada para evitar el asesinato de Denisa, además no prestó ayuda a la víctima y finalmente se deshizo del arma”, puntualizan.

La Fiscalía, como acusación pública, también considera que hay indicios de que Mario Tabanera pueda haber participado en el asesinato de su expareja Denisa. De hecho, ven poco probable que Mario llevara a Rocío hasta la casa de la víctima sin darse cuenta de que llevaba un cuchillo y podía agredirla.

Por todo esto, la acusación de la familia, señala a Mario Tabanera como responsable de un delito de asesinato en grado de cooperador necesario y en sus conclusiones provisionales pide para el acusado 25 años de cárcel, además de otros tres años más por un delito contra la integridad moral por el daño causado a la familia de la víctima.

La presunta asesina acusó a su novio 

Respecto de Rocío, la acusación alberga pocas dudas sobre su responsabilidad en los hechos que serán juzgados, especialmente tras su última declaración. Fue en octubre de 2020 cuando después de negarse a declarar desde su detención en 2018, Rocío decidió hablar por primera vez en el juzgado instructor. Ante todas las partes presentes Rocío acusó directamente a Mario, su exnovio y exnovio de Denisa, de participar junto a ella en las amenazas de muerte que recibió Denisa antes del asesinato.

Rocío también acusa a Mario de suministrarle la cocaína a la que era adicta en el momento del crimen y de inducirle a matar a la víctima. Igualmente, Rocío no olvidó recordar que ella desconocía donde vivía Denisa y fue Mario quien la llevó hasta allí. Respecto a las referencias sobre el estado psíquico de Rocío por parte de su defensa, la acusación se remite a los informes de imputabilidad redactados por los forenses en los que subrayan que la acusada era consciente de los hechos en todo momento y por tanto imputable de los delitos de los que se le acusan.

La joven Denisa Dragan.

Igualmente, la acusación particular solicita para Rocío 25 años de cárcel como presunta autora del asesinato de Denisa, a lo que suman otros tres años de prisión por el delito de amenazas y cuatro años más por un delito contra la integridad moral por los daños causados a la familia de Denisa. La acusación tasa las cuantías en concepto de responsabilidad civil en 150.000 euros de indemnización para cada uno de los progenitores de Denisa más otros 100.000 euros para su hermano.

COMPARTIR: