08 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Una agente de la Unidad Integral de Tetuán denunció a su superior por tocamientos

El subinspector de Policía local de Madrid acusado de abuso sexual asegura a "El Cierre Digital" que la denunciante es una "mentirosa compulsiva”

Comisaría de Tetuán
Comisaría de Tetuán
En las últimas horas ha salido a la luz la denuncia de una policía local de la Unidad Integral de Tetuán a su superior, un subinspector, por presuntas agresiones sexuales. Según argumenta la agente, sufrió numerosas situaciones de acoso y de tocamientos por parte del superior al que ha demandado. Ante estas graves acusaciones, el mando de la policía local de Madrid ha desmentido a este periódico los hechos relatados en la denuncia de la supuesta víctima

Así, asegura que es mentira y que “entre su marido y ella me han hecho esta trampa”. El denunciado señala que todo ha sido por una “mala praxis” que la policía denunciante ha realizado en su trabajo durante años. Según cuenta, la mujer fue trasladada hasta tres veces de destino, debido a la dejadez en sus labores, porque sólo estaba pendiente de “hacer gimnasia y de irse antes porque tenía niñas menores a su cargo y si tienes que cuidar de niñas menores lo lógico es que pidas una jornada reducida”. También, asegura que los compañeros de la presunta víctima le hacían llegar las quejas sobre el comportamiento de la policía en el horario de trabajo, “los propios compañeros me decían que no hacía nada, que era una vaga”.

En la denuncia que ella presentó, afirmaba un tratamiento vejatorio por parte de su superior, el cual habría realizado “tocamientos en sus piernas y brazos de forma provocativa” y al que le acusa de ponerla en evidencia y humillarla delante de sus compañeros por su “situación de conciliación familiar, para crear conflictos”.

Un ejemplo del supuesto acoso sufrido la denunciante, se habría dado en una visita de la concejal de Tetuán a la Unidad a la que pertenece, en la que el subinspector “me insinuó que me colocara en la entrada para recibirla, para que me viera, porque, como según él, es lesbiana, me miraría el culo. En ese momento, el mando me echó mano a mi trasero, yo me quedé paralizada y no supe actuar, marchándome del lugar llorando”, según la versión de la policía. Además, ella asegura tener de su parte a tres testigos que habrían presenciado el supuesto acoso que denuncia.

Por su parte, el demandado niega todos los hechos relatados y asegura que la presunta víctima es una “mentirosa compulsiva” y que tiene “mucha inventiva”. Respecto a los testigos que dice tener la agente, el subinspector asegura que también es falso y que los testigos están de su parte. Asimismo, el policía denunciado dice que no es la primera vez que miente en un asunto grave, pues ya lo hizo otra vez en la que “puso una denuncia falsa a Mapfre diciendo que había sufrido un atraco y eso era mentira”.

La policía se ha dado de baja laboral por los motivos de presunto acoso sexual y laboral señalados en la propia denuncia, según el escrito presentado ante el juez.

COMPARTIR: