06 de diciembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

ACAIP-UGT Valencia pide que se reconozcan las reivindicaciones históricas del colectivo, como la de ser considerados agentes de la autoridad

Funcionarios de prisiones se manifiestan por el "desprecio" que sufren por parte de la Administración

Movilizaciones de sindicatos de prisiones en el pasado.
Movilizaciones de sindicatos de prisiones en el pasado.
Los miembros de la sección sindical de ACAIP-UGT de la provincia de Valencia  acudirán hoy a la manifestación convocada en Cuenca con motivo de la reunión anual de directores de centros penitenciarios. En un comunicado, los trabajadores advierten el "hastío" y piden que se reconozcan las reivindicaciones históricas del colectivo, como la condición de agentes de la autoridad, la formación universal, la cobertura de plazas vacantes y la adecuación retributiva a las funciones que realizan.

Los miembros de la sección sindical de ACAIP-UGT de la provincia de Valencia  acudirán hoy a la manifestación convocada en Cuenca con motivo de la reunión anual de directores de centros penitenciarios dependientes de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

En un comunicado, los trabajadores de prisiones explican que es "el momento para manifestar el hastío de las plantillas ante quienes toman las decisiones y ante quienes las acatan. En los últimos años hemos asistido a una serie de compromisos incumplidos por parte de los cargos que asumen responsabilidades en la administración penitenciaria".

"En el año 2017 el colectivo de empleadas/os de prisiones comenzó un proceso de movilizaciones sin parangón hasta el momento, con el objetivo de alcanzar unas mejoras necesarias para los trabajadores penitenciarios que llevaban más de 10 años paralizadas. De nada sirvió, los esfuerzos fueron ineficaces, y nos vimos en la necesidad de convocar una huelga general en los meses de octubre y noviembre de 2018". A pesar de la dureza de las movilizaciones, lamentan desde ACAIP-UGT, la administración no accedió a abrir la negociación.

Funcionarios de prisiones piden que se reconozcan sus reclamaciones históricas. 

Tras la doble cita electoral de 2019 se reactivó la relación entre administración penitenciaria y sindicatos, "lo que generó muchas expectativas en el colectivo, más aún con el impulso de una futura Ley de Función Pública Penitenciaria, que recogiera las reivindicaciones de los trabajadores. Sin embargo, desde febrero de 2021, las negociaciones están totalmente paralizadas".

Conflicto laboral 

Este acto se enmarca en el conflicto laboral que ACAIP-UGT y CSIF declararon ante el ministro del Interior el pasado 23 de septiembre, porque, tal y como señalan en el comunicado, "los centros de la provincia de Valencia no son ajenos a los principales problemas del resto de centros dependientes de la Secretaría General, con un déficit de personal de más de un 15% sobre el mínimo que debería haber, que se incrementa año tras año al no cubrirse las vacantes que se producen y el envejecimiento de las plantillas" .

"Los trabajadores penitenciarios han demostrado durante los momentos más duros de la pandemia su compromiso y su profesionalidad, sin embargo, la administración penitenciaria sigue menospreciando a un colectivo imprescindible en la ejecución de las sentencias. Es de justicia que se reconozcan las reivindicaciones históricas del colectivo, como la condición de agentes de la autoridad, la formación universal, la cobertura de todas las plazas vacantes y la adecuación retributiva a las funciones que se realizan con la adscripción al grupo B del TREBP y la reclasificación de los centros penitenciarios, que suponga el fin de las diferencias salariales de los trabajadores en función del centro donde se preste servicio" finalizan.

Medidas de seguridad sanitarias

A estas reivindicaciones históricas deben sumarse las relativas a la seguridad de los trabajadores, de sus familias y de los propios internos en una situación de crisis sanitaria como la actual. En este sentido, desde ACAIP-UGT denuncian que el brote de coronavirus en la prisión de Córdoba se acerca al centenar de positivos y ya afecta a varios módulos. 

En un comunicado indican que "es imprescindible realizar un riguroso cribado, tanto de trabajadores como de internos, para garantizar la seguridad del centro y de quienes están en el mismo. No podemos permitir que un trabajador se haga cargo del servicio sin saber si está contagiado y si va a poder ser vector de transmisión, y tampoco generar desconfianza entre la población reclusa, ya que esto puede ocasionar graves problemas de seguridad".

Según detallan, los primeros positivos se detectaron en el módulo 1 pero han aparecido en otros módulos, por lo que se ha concentrado a todos los confirmados en el primer módulo. El número asciende ya a 78 internos y dos trabajadores, a los que hay que sumar un caso más hospitalizado y otro que falleció hace unos días en el centro. No se descartan nuevos positivos al encontrarse varios internos sospechosos en cuarentena en distintos módulos de la prisión.

"Desde ACAIP-UGT entendemos que se está jugando con la salud de los internos y de los trabajadores y poniendo en peligro a las propias familias y al resto de la sociedad; no se está valorando el esfuerzo que los profesionales penitenciarios estamos poniendo para evitar por un lado, incidentes en el centro y por otro, la propagación del virus tanto dentro como fuera", finalizan.

COMPARTIR: