28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Fiscalía pide penas de entre tres y cuatro años a estos trabajadores del consistorio, que habrían recaudado más de 100.000 euros

Acusan de estafa en Mérida a tres taquilleros por reimprimir entradas a monumentos

Teatro Romano de Mérida.
Teatro Romano de Mérida.
La Fiscalía pide prisión de cuatro y tres años para tres taquilleros implicados en un presunto delito de estafa continuada en el Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida. Los implicados habrían duplicado entradas para volver a venderlas y quedarse con la recaudación de estas. La cantidad que habrían obtenido supondría más de 100.000 euros de entradas de acceso, principalmente, al Teatro y Anfiteatro Romanos.

Tres taquilleros del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida han sido acusados de un presunto delito de estafa continuada por la Fiscalía, que ha pedido penas de cárcel y multas económicas para los supuestos implicados. El delito por el que ahora están en manos de la justicia —y que está siendo tramitado, concretamente, por el Juzgado de Primera Instancia Número 4 de Mérida— tendría que ver con la reventa de entradas para monumentos cuyo importe se quedaban los trabajadores. La cantidad estafada ascendería a más de 100.000 euros.

En total son tres personas las que estarían presuntamente implicadas en el negocio. El Ministerio Fiscal ha pedido para una de ellas, la encargada de crear el entramado, cuatro años de cárcel y una multa de veinte euros diarios durante diez meses, lo que equivaldría a unos 6.000 euros. A los otros dos acusados se les solicitan penas más bajas: tres años de prisión y multas de unos 4.800 euros. Todos ellos tendrán que enfrentarse a un juicio que tendrá lugar el próximo 21 de septiembre.

El negocio de la reimpresión

Entre julio de 2018 y junio de 2019 los acusados habrían estado inmersos en un negocio con el que poder sacarse un sobresueldo. Este consistía en la reimpresión de entradas para algunos de los monumentos del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida, como el Teatro Romano y el Anfiteatro.

Aunque el duplicado de entradas es legal en caso de pérdida o extravío de las mismas, no lo era en este caso, ya que los taquilleros habrían realizado copias de entradas ya vendidas —y que ya habían sido usadas— para revenderlas a nuevos visitantes. El dinero que obtenían de esta operación era recaudado íntegramente por los miembros del entramado, declarando así la visita de menos personas de las que realmente pagaban por las entradas.

Entrada del Teatro y Anfiteatro Romano de Mérida.

La Fiscalía ha especificado además que la persona encargada de la reimpresión de los tickets es solo una de las implicadas, ya que habría necesitado la colaboración del personal encargado de validar las entradas. De este modo, sin validación, el negocio podría seguir adelante sin pasar desapercibido. La recaudación obtenida se repartía entre los implicados.

El Teatro y Anfiteatro Romano de Mérida, los más estafados

Los monumentos históricos implicados habrían sido, en mayor medida, el Teatro y el Anfiteatro Romano de Mérida. También habrían sufrido reimpresiones en sus entradas de acceso otros como el Circo Romano y la Casa del Mitreo en menor medida. Se estima que el total de duplicados de entradas ascendería a más de 1.500.

Según datos del periódico Hoy, en el año 2018 un total de 427.928 personas visitaron algunos de los monumentos del Consorcio de Mérida frente a las 421.767 del año 2019. Este año, además, el Consorcio informaba que las entradas compradas en el Teatro y Anfiteatro Romano (principales monumentos implicados en la estafa) fueron 404.788, que incluían tanto visitas libres como guiadas.

A falta de que se dicte la sentencia, los presuntos implicados han sido apartados de las taquillas como medida cautelar, aunque han mantenido sus puestos en la institución realizando otras tareas.

COMPARTIR: