18 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Acudió a la Guardia Civil en Gran Canaria diciendo que tres personas le habían robado en su casa el maletín con dinero, un móvil y su documentación

Un anciano británico denuncia el robo con violencia de un maletín para ocultar que lo olvidó en un pub porque estaba borracho

Efectivos de la Guardia Civil.
Efectivos de la Guardia Civil.
Otro turista, en esta ocasión noruego, presentó un día después una nueva denuncia falsa, también en Gran Canaria, señalando que le habían robado un reloj valorado en 3.500 euros en los baños de un restaurante. Pero las cámaras del centro comercial donde está el establecimiento demostraron que se marchó en un taxi con el reloj puesto.

Las artimañas de algunos turistas que vienen a España siguen sorprendiendo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La Guardia Civil de Puerto Rico-Mogán, en Gran Canaria, investiga a un subdito británico, P.J.D. como presunto autor de una simulación de delito, al haber interpuesto una denuncia falsa haciéndose pasar por víctima de un robo con violencia. 

El día 5 de diciembre, P.J.D., turista británico de 80 años de edad sin antecedentes policiales, presentó una denuncia ante la Guardia Civil señalando que cuando llegó a su residencia en la localidad de Arguineguín esa madrugada, fue agredido brutalmente por tres personas que esperaban en el interior, que después le robaron su documentación, 1.500 euros en efectivo y el teléfono móvil.

El cuartel de la Guardia Civil en Mogán, en Gran Canaria.

Lo sorprendente es que el turista denunciante, que presentaba en el momento de la denuncia varias contusiones en la frente, relató que todos esos objetos los llevaba en un maletín. Y ante esta declaración la Guardia Civil inició una investigación para tratar de localizar a los supuestos agresores.

Tras indagar, la Benemérita llegó a la conclusión de que los hechos denunciados no eran ciertos y que se trataba de una simulación, puesto que averiguaron que P.J.D. había estado consumiendo bebidas alcoholicas en un pub de un hotel hasta alcanzar un grave estado de intoxicación etílica, que propició que olvidara el citado maletín y otras pertenencias en el establecimiento.

Las pertenencias olvidadas fueron recuperadas por el personal de seguridad del hotel, que en el momento de la imputación aún las mantenía en custodia, ya que no pudieron encontrar con el denunciante. Por ello, P.J.D. ha sido acusado de una presunta simulación de delito, quedando a disposición del Juzgado en funciones de guardia de la localidad de Maspalomas.

Lo mismo hizo un día después un turista noruego

El otro investigado también es una persona mayor, cuyas iniciales son D.F. Se trata en esta ocasión de un turista noruego de 67 años y sin antecedentes penales, que el jueves 6 de diciembre presentó una denuncia también en Gran Canaria, señalando que la noche anterior, mientras estaba en un restaurante de un centro comercial de Puerto Rico, en el momento de ir al baño, que está fuera del local, fue sorprendido por dos individuos que lo redujeron de manera violenta para robarle un reloj valorado en 3.500 euros. 

Pero al solicitar los agentes las grabaciones de las cámaras del centro comercial, observaron que el denunciante no solo no había sido agredido, sino que abandonaba el lugar en un taxi portando el reloj que había denunciado como sustraído.

La Guardia Civil recuerda que las penas por la simulación de delito van desde los 6 meses hasta los 2 años de cárcel, y conllevan multas cuya cuantía dependería dependiendo del nivel de gravedad del falso delito y de falsas imputaciones a terceras personas. 

COMPARTIR: