20 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Un joven rumano asaltó a una pareja en su coche para robarles y el control permitió interceptar al delincuente tras intentar huir

Un control de alcoholemia de la Guardia Civil de Tráfico evita un secuestro y un posible caso de abuso

La Guardia Civil en un control de carretera.
La Guardia Civil en un control de carretera.
Guardias Civiles de Tráfico de Madrid liberaron en la madrugada del sábado en Getafe a dos personas asaltadas a punta de pistola por un joven rumano que acababa de salir de la cárcel. El delincuente intentó saltarse un control rutinario de alcoholemia en la carretera que une Madrid con Toledo y los agentes de la Guardia Civil comenzaron una persecución que terminó campo a través cuando el vehículo sufrió daños que le impidieron continuar huyendo.

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Sector de Tráfico de Madrid, liberaron el pasado fin de semana a dos personas que se encontraban retenidas ilegalmente en el interior de un vehículo que previamente les habían sustraído a punta de pistola. La mujer se encontraba maniatada en el asiento delantero del vehículo y el hombre en el interior del maletero con múltiples golpes en la cabeza.

Los hechos ocurrieron sobre las 1:30 horas de la madrugada del sábado 6 de abril, cuando los guardias civiles que realizaban un dispositivo de alcoholemia en el km 21 de la autovía A-42 (Madrid-Toledo), observaron un turismo que se aproximaba al control con las luces apagadas, acelerando de forma brusca con la intención de atropellar a los agentes y embestir a los vehículos oficiales, emprendiendo el mismo la huida hacia un polígono industrial próximo.

Dos agentes de la Guardia Civil.

Por estos motivos se inició un seguimiento del turismo, que realizó maniobras bruscas de volante para golpear y sacar de la vía a los vehículos agentes, continuando campo a través para evitar la detención hasta que los daños inmovilizaron el vehículo, bajándose del mismo el conductor y escondiéndose en una gasolinera de las inmediaciones, en la que fue detenido por miembros del Cuerpo Nacional de Policía de Parla, que actuaron en apoyo a la Guardia Civil.

En el asiento delantero del interior del vehículo abandonado los Guardias Civiles encontraron a una joven maniatada y encerrado en el maletero a un varón con varios golpes en la cabeza, que resultó ser el propietario del turismo. Ambas personas manifestaron haber sido asaltadas en Getafe a punta de pistola, arma de la que se deshizo en la huida el autor de los hechos, pero que finalmente recuperaron los agentes.

El detenido, de nacionalidad rumana de 21 años de edad y vecino de Getafe, pretendía de entrada robar el vehículo y la intervención de la Benemérita evitó que hubiera podido darse supuestamente un abuso sexual sobre la mujer tal como apuntaban algunos indicios, según ha podido saber este periódico. La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Parla, en funciones de guardia, acordó el martes la prisión provisional comunicada y sin fianza del detenido. Se le imputan delitos de detención ilegal, lesiones, hurto y contra la seguridad vial. El detenido ingresó en la prisión de Alcalá-Meco.

COMPARTIR: