29 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los narcos dueños del cultivo aseguraron a los Mossos haber encontrado a su vigilante muerto, con una bolsa en la cabeza

Denuncian un crimen en una plantación de marihuana en Lleida y el cuerpo desaparece

Un cultivo de marihuana.
Un cultivo de marihuana.
Más de 20 efectivos continúan la búsqueda del cadáver del joven de 25 años desaparecido el pasado sábado después de que los responsables de una plantación de marihuana de Les Borges Blanques denunciaran que había sido asesinado en un 'vuelco' de droga. La investigación se centra ahora en la búsqueda de los presuntos autores, por ser la vía más factible para descubrir dónde se encuentra el cuerpo.

Una extraña desaparición en Les Borges Blanques, un municipio de poco más de 6.000 habitantes en la comarca de Les Garrigues, en la provincia de Lleida, mantiene en vilo a los Mossos d’Esquadra, que desde el pasado sábado buscan sin descanso el cuerpo de un joven de 25 años, presuntamente asesinado en un narcoasalto.

Durante la tarde del 23 de octubre, como avanzó el diario Segre, dos hombres acudieron a la comisaría de Lleida para denunciar el hallazgo de un cadáver. Pero su denuncia pronto se convirtió también en una confesión. Ambos aseguraron ante los atónitos agentes que tenían una plantación de marihuana en la capital de Les Garrigues, que les habían robado las plantas y que habían encontrado al vigilante de dicho cultivo asesinado, con una bolsa en la cabeza, pero que ellos no eran los autores del crimen. No aportaron más detalles, y tampoco declararon ante el juez cuando los dos hombres, ahora en libertad con cargos, fueron detenidos acusados de un delito contra la salud pública

Tras su testimonio, agentes de la Unidad Territorial de Investigación (UTI) de Ponent acudieron a la ubicación señalada en busca de indicios que esclarecieran el suceso. Sin embargo, en la plantación de marihuana, el lugar que habían señalado los denunciantes, no había rastro del cuerpo. Tampoco la búsqueda durante los días posteriores ha arrojado pistas sobre lo ocurrido.

Operación de la Guardia Civil contra el cultivo de marihuana. 

Esta semana, más de una veintena de efectivos han peinado las proximidades, campos, caminos y acequias. Pero ni lo agentes, ni las unidades canina, subacuática y de drones han hallado el cuerpo. Por ello, como recoge el citado medio, la investigación se centra ahora en la búsqueda de los presuntos autores, por ser la vía más factible para descubrir dónde se encuentra el cadáver.

Familiares y amigos de la víctima escudriñan otros puntos de la localidad, y en declaraciones a Segre, afirman estar "desconcertados y devastados”. La víctima, un joven de 25 años cuyos padres denunciaron la desaparición el sábado, según los responsables de la plantación, vigilaba el cultivo cuando, según la hipótesis principal, fue sorprendido en un 'vuelco', como se conoce en el argot policial al robo de droga entre narcotraficantes.

Los peligrosos 'vuelcos'

El último Balance del Tráfico de Drogas del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado evidencia el auge de los cultivos de marihuana, tanto en interior como en exterior. Especialmente en Cataluña, donde en el año 2019, según datos de los Mossos d' Esquadra, se desarticularon 34 organizaciones dedicadas al tráfico de esta droga, se detuvo a 308 personas, se incautaron 221.291 plantas de cannabis y 6.772 kilos de marihuana y se desmantelaron 368 plantaciones. 

Su popularidad, además, ha supuesto un incremento de la violencia. Desde 2016, la policía catalana cuenta más de una decena de homicidios por 'vuelcos'. El denunciado en Les Borges Blanques, de esclarecerse lo sucedido, podría ahora sumarse a una lista de crímenes vinculados con el narcotráfico que ya inquieta a las autoridades españolas. 

COMPARTIR: