12 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Residía en el país sudamericano, donde regentaba varios locales dedicados a la venta de asados, y ha sido asesinado este domingo

Matan a tiros en uno de sus restaurantes de Colombia al empresario valenciano de 53 años José Vicente Monzó

José Vicente Monzó / Levante-EMV.
José Vicente Monzó / Levante-EMV.
El empresario valenciano José Vicente Monzó Escrihuela, de 53 años, natural de Alzira y afincado en Colombia, ha sido asesinado a tiros en el país sudamericano, en un crimen que la policía colombiana relaciona con los negocios de restauración de la víctima, propietario de varios asadores, aunque la investigación aún no ha permitido la detención del autor del homicidio, por lo que no se conocen las razones del mismo.

El empresario de 53 años natural de Alzira (Valencia) José Vicente Monzó Escrihuela ha muerto tras recibir varios disparos en Colombia, donde residía y tenía varios locales dedicados a la venta de asados, según publica el diario digital Noticias NVC de la localidad colombiana de Cartago y recogen otros medios locales.

Los hechos se produjeron este pasado domingo por la mañana en el pequeño municipio de Roldanillo, en el Valle del Cauca de Colombia, en el interior de uno de sus establecimientos. Según la prensa del país, dos impactos de arma de fuego acabaron con la vida de este empresario valenciano, que residía en Cartago y tenía otros locales dedicados a la venta de asados tanto en esta ciudad como en Pereira.

Las primeras hipótesis que manejan las autoridades colombianas es que la muerte podría estar relacionada con problemas relacionados con la actividad que ejercía, de acuerdo a la información del diario digital.

Unicación del lugar del asesinato en Colombia / Europa Press.

El fallecido era conocido en Alzira, de donde era natural, aunque ya no residía en España desde hacía aproximadamente tres años. En la localidad valenciana fue propietario de dos establecimientos de comida, según fuentes municipales.

Monzó fue abatido de varios disparos en el local que estaba acondicionando en Roldanillo, y que iba a ser su cuarto restaurante, todos ellos especializados en carne y asados. Apodado el Mosquit (el Mosquito) era un hombre muy conocido en su ciudad natal, aunque muy pocos sabían que se había trasladado hacía ya un tiempo a Colombia, donde estaba teniendo bastante éxito como restaurador en el norte del Valle del Cauca, al oeste del país.

En la capital de la Ribera regentó primero un pub, más tarde un hostal y finalmente una frutería. Más recientemente, llegó a dirigir la cocina de un hotel.

COMPARTIR: