28 de febrero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las muertes del lotero de Boadilla del Monte y del abogado de Gran Canaria por sus hijos han puesto la nota más negra

Las exitosas operaciones de los Cuerpos de Seguridad en su lucha contra el narcotráfico han marcado la semana

Como cada domingo, os presentamos la crónica de los sucesos más destacados de la semana especialmente marcada por el crimen del lotero de Boadilla del Monte, pero en la que también destacan los éxitos de los Cuerpos de Seguridad del Estado, que aún con problemas, se dejan el pellejo por el ciudadano

Arrancamos nuestra sección felicitando a nuestro colaborador Javier Durán, que semana a semana nos repasa con talento y precisión la crónica negra. Durán ha recibido la Cruz Azul de Emergencias en su Categoría de Plata concedida por la Policia de Madrid "en consideración por su dilatada trayectoria profesional en la Guardia Civil, reconociendo sus años de servicio al frente con una especial dedicación y compromiso para con la docencia a través de la Universidad Isabel I". ¡Enhorabuena compañero!

Javier Durán recoge la Cruz Azul de Emergencias en su Categoría de Plata

 LUNES: La Guardia Civil muere, pero no se rinde

Como cada domingo, os presentamos la crónica de los sucesos más destacados de la semana que el lunes nos consternaba con el asesinato de un guardia civil en acto de servicio mientras nos protegía de delincuentes sin piedad.

El guardia civil José Manuel Arcos Sánchez, de 47 años, ha sido asesinado en torno a las 04:20 horas de esta madrugada en Huétor Vega (Granada). Se encontraba de patrulla con su compañera, en la zona se habían producido varios robos noches atrás y estaban muy atentos a cualquier movimiento extraño, cuando observaron un Ford blanco que, a gran velocidad, realizaba maniobras extrañas en la carretera de Monachil. Le dieron el alto, pero el conductor aceleró y circuló durante unos minutos a gran velocidad por las calles del pueblo hasta que, en una calle sin salida, chocó contra otro vehículo. Emprendieron entonces una persecución a pie, a la carrera, en la que José Manuel desenfundó su pistola y efectuó dos disparos intimidatorios al aire al tiempo que decía “alto a la Guardia Civil”. El delincuente seguía corriendo con una mochila en la mano.

Consiguieron darle alcance, pero se revolvió, soltó la mochila y consiguió escapar, pero José Manuel, gran deportista habituado a correr, siguió corriendo detrás de él, dejando un poco atrás a su compañera que pudo ver cómo, en una zona ajardinada, consiguió atraparle. Se escuchó una detonación y el agresor salió corriendo. La agente realizó dos disparos para intimidarles, pero éste devolvió el fuego con varios disparos por lo que se parapetó y fue a auxiliar a su compañero. José Manuel estaba gravemente herido y sangraba abundantemente.

Entierro del guardia civil José Manuel Arcos Sánchez

Se organizó un gran dispositivo para auxiliar a los guardias civiles y para buscar al delincuente, que fue detenido sobre las 09:25 horas en Las Serranillas, en una rotonda de las proximidades de Granada, la del centro comercial Serrallo Plaza, a 10 kilómetros del lugar de los hechos. Había robado una furgoneta Nissan Kubistar para huir y bajo el asiento llevaba escondida la pistola que le había arrebatado a José Manuel Arcos y con la le había matado. La Guardia Civil ya sabía quien era el delincuente, un conocido y peligroso delincuente, con gran número de antecedentes, que había salido de prisión en 2017. Había dejado su documentación en la mochila que soltó, en la que, además, llevaba un subfusil ametrallador. Se trata de Juan Antonio Moyano, de 40 años. Nacido en Granada el 8 de abril de 1978, las fuerzas policiales le atribuyen a Moyano 27 delitos por robos, ocho hurtos y 15 detenciones, la mayoría por robo de vehículos, pero también por maltrato psicológico a una ex pareja en Cijuela (Granada) y por amenazas. En una de ellas, en 2011, intentó evitar que le pusieran las esposas agrediendo a un guardia civil con un destornillador. Fue detenido por primera vez en 2006, en Macarena (Granada) por conducir sin carnet y ha estado en prisión.

El disparo que alcanzó a José Manuel Arcos le perforó y, aunque fue trasladado al Hospital de Campus de la Salud de Granada y llegó a ser intervenido quirúrgicamente en el Hospital Campus de la Salud, falleció poco después. Estaba casado y tenía dos hijos, había ingresado en el Cuerpo en 1993 y estaba destinado en La Zubia (Granada) desde 2009. Antes pasó por los puestos La Calahorra (Granada), Valls (Tarragona), Jerez Marquesado (Granada) y en la comandancia de Tarragona.

No se pudo hacer nada por salvarle la vida y murió como un valiente, entregando su vida a cambio de proteger a los ciudadanos, como juró hacerlo en noviembre de 1993 si fuese necesario. Así muere nuestra Guardia Civil, que no se rinde y sigue demandando, para su seguridad, chalecos antibalas individuales, que no llevaba José Manuel Arcos aquella madrugada y fundas antihurto de seguridad para sus pistolas. Una dotación de poco más de 700€ por componente, que hubiesen salvado la vida de José Manuel. ¿Eso cuesta la vida de nuestros guardias civiles?

MARTES: La misteriosa muerte del lotero

El martes nos despertábamos con el hallazgo del cadáver de un lotero cosido a puñaladas y con contusiones dentro de un coche en Boadilla.

Un joven que repartía publicidad, colocándola en los parabrisas de los coches, descubrió sobre las 07:30 horas el cuerpo de Rafael Virosta Muñoz, de 65 años, en el interior de su vehículo Mercedes Benz 200 de color gris, estacionado en un aparcamiento al aire libre en el número 2 de la calle Cazorla de Boadilla del Monte (Madrid). El cuerpo presentaba múltiples heridas de arma blanca, al menos cuatro de gravedad, en abdomen y cuello, además de diversos hematomas y un fuerte golpe en la cabeza. El cadáver estaba entre los asientos delanteros y debía llevar varias horas, dado el grado de coagulación y color que presentada la sangre que impregnaba todo el vehículo.

Los servicios de Emergencia y efectivos del SUMMA de la Comunidad de Madrid sólo pudieron certificar la muerte de este propietario de una Administración de Loterías muy conocida de la localidad, aunque el lotero residía en Madrid, cerca de Ventas.

Su mujer se había personado por la noche en el Cuartel de la Guardia Civil de Boadilla para comunicar que su marido no había regresado a casa a la hora habitual tras cerrar su negocio, pero se marchó sin formalizar la correspondiente denuncia y no se activó su búsqueda. Tal vez se podría haber salvado su vida porque murió por un fallo multiorgánico por pérdida de sangre, desconociéndose la causa exacta del fallecimiento; es decir, murió desangrado sin que nadie le auxiliase. Fue de madrugada cuando la mujer presentó denuncia por la desaparición de su marido, en la Comisaría de Policía del distrito de Ciudad Lineal de Madrid.

Tras la aparición del cuerpo, el grupo de Homicidios de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil se encargó de la investigación del caso que, en un principio, apuntaba a la posibilidad del robo.

Los investigadores de la Guardia Civil fueron muy rápidos y a mediodía fue detenido Víctor Virosta, de 38 años, hijo del fallecido, que sufre esquizofrenia y que se había presentado en el lugar del hallazgo del cadáver, como principal sospechoso del crimen del padre. Parte del relato que Víctor contó a los investigadores no les cuadró y además observaron que tenía varios cortes en los brazos y manos. Al parecer tenía disputas con su padre por quedarse con el negocio de loterías que el padre había puesto a la venta, por 85.000€, porque quería jubilarse y no se fiaba de la buena gestión que pudiese hacer el hijo, que carece de antecedentes policiales. Se suma esta noticia así a la del supuesto parricidio ocurrido en Las Palmas de Gran Canaria esta misma semana. 

Víctor Virosta, hijo del lotero de Boadilla y presunto asesino

El hijo está casado y reside en Robledo de Chavela, domicilio que los guardias civiles registraron ante su presencia para intentar localizar el arma homicida y cualquier otra evidencia sobre el crimen. Los investigadores también están a la espera de los resultados de análisis que puedan indicar si consumió alguna sustancia estupefaciente o alcohol cuando se produjo el homicidio. En el registro realizado en la Administración de Loterías, los investigadores hallaron restos de sangre que podrían pertenecer al agresor. Todo apunta a que el hijo fue a ver al padre y mantuvo una fuerte discusión con él en la que terminó apuñalando a su progenitor.

MIÉRCOLES: Descabezados ‘Los Castaña’

Muy temprano, para lo que acostumbra en su vida de lujo, las 07:30 horas de este miércoles, ha sido la hora elegida por Francisco Tejón, líder de ‘Los Castaña’, para entregarse a la Policía Nacional, que ha ido a buscarle al barrio de La Tunara de La Línea de la Concepción (Cádiz).

Se había convertido en uno de los narcotraficantes más buscados de España, en busca y captura desde 2016. No estaba lejos, fuera de nuestras fronteras. Se había escondido en La Tunara, un laberíntico barrio muy conocido por la mayoría de narcos del estrecho, por el que se mueven con plena libertad.

Tanto la Policía como la Fiscalía afirman que no ha habido acuerdo de ningún tipo y que ‘Isco’, como se hace llama el líder de ‘Los Castaña’, no tendrá ningún beneficio penitenciario. Fueron sus abogados los que contactaron para decir que quería entregarse porque no soportaba más la presión policial. La Policía ha asegurado que habría sido detenido en pocos días porque estaba localizado. ¿Alguien había avisado a Isco?

Francisco y Antonio Tejón 'Los Castañas'

El titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de los de La Línea de La Concepción (Cádiz), decretó prisión provisional, comunicada y sin fianza para el detenido por los delitos de tráfico de estupefacientes, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Según fuentes próximas al caso, el líder del clan de ‘Los Castañas’ contestó a todas las preguntas del Juez, negando tener relación con el narcotráfico y aseguró que todo el dinero y bienes que posee son fruto de negocios legales en los que le ha ido muy bien.

Queda mucho por investigar aún para conocer el patrimonio real que posee el conocido clan de narcos, así como la información que puedan aportar. De momento no se ha conocido que haya habido ningún registro de sus propiedades para buscar dinero escondido, ni que el detenido haya aportado a la Policía información sobre dónde se encuentran sus “guarderías” (lugares donde esconden la droga) o dónde guarda las embarcaciones o coches de lujo; eso sí, se insiste mucho en que no ha habido pacto alguno en su entrega.

La guerra de la Policía contra los narcos en la zona del Campo de Gibraltar se ha recrudecido en los últimos meses. Todo comenzó con la muerte de un niño que fue arrollado por una lancha vinculada a un narco. La noticia generó una gran respuesta social por parte de una población que observaba con impotencia cómo los narcos campaban a sus anchas.

JUEVES: Cae el ladrón de coches de los 20 segundos

Se trataba de un hombre de nacionalidad búlgara que no sabía ni una palabra de español y se desplazaba con un coche con matrículas falsificadas del Cuerpo Diplomático de la Embajada de Polonia, moviéndose con la supuesta impunidad que eso le proporcionaba. Así buscaba sus objetivos: vehículos por encargo, que le demandaban las organizaciones criminales a las que ofrecía sus servicios, de modelos concretos que robaba en tan solo veinte segundos con la tecnología más avanzada, actuaba él solo y robaba al menos dos coches por semana.

Una vez localizada su presa, el detenido, provisto de tecnología punta para extraer las cerraduras de los vehículos, anular sus dispositivos y acceder al puerto OBD, lograba arrancar el coche en apenas 20 segundos. Después, le cambiaba las placas de matrícula por otras dobladas. Un verdadero especialista en el robo de coches, según informa la Guardia Civil.

El coche modelo Lexus con matrícula polaca que utilizaba el detenido | Guardia Civil

Muy pronto le descubrieron agentes especializados de la Guardia Civil, que le sometieron a estrictos seguimientos en la bautizada como “Operación Diplo”, que culminó con la detención de este falso diplomático, que vivía en un ‘piso patera’ y que estaba en busca y captura en su país por delitos similares.

Las sospechas de los investigadores se confirmaron cuando se constató que el vehículo al que realmente pertenecían las placas de matrícula del vehículo que conducía, estaba en Polonia, por lo que el coche que portaba las falsas podría haber sido robado y utilizado con fines delictivos, lo que dañaba la imagen de la legación diplomática polaca.

Cuando la Guardia Civil le detuvo, el sospechoso portaba documentación falsa, que correspondía a un vecino suyo de la localidad búlgara en la que residía.

Al detenido, para quien el juez ordenó prisión, se le incautaron en el domicilio donde residía placas de matrícula de las embajadas de Rumanía y Jordania y unas quince de países europeos, todas ellas falsificadas; más de veinte llaves “vírgenes” de vehículos, dispositivos electrónicos para arrancar los coches y útiles para manipular números de bastidor.

VIERNES: Ponerse “gallito” y “armar el pollo” le cuesta el calabozo

El mayor pederasta de España ha sido detenido este viernes tras “armar el pollo” por no esperar una cola en un juzgado de Madrid. El ‘pederasta de Astillero’ se puso “gallito” con los vigilantes de la puerta, que llamaron a la Policía y le descubrieron una requisitoria pendiente por violencia de género, por lo que seguramente, ingresará de nuevo en prisión.

El considerado mayor pederasta de la Historia reciente de España, Marcelino Fernández Arnaíz, conocido como el ‘pederasta de Astillero’, fue detenido el pasado viernes tras armar “el pollo”, según fuentes policiales, en el control de entrada de los juzgados de Plaza de Castilla. Fernández Arnaíz iba a documentar una denuncia interpuesta por él mismo por robo con violencia del que habría sido víctima. Se mostró impaciente en la cola del control de entrada al edificio, habitualmente muy concurrida y se puso a discutir con los vigilantes jurados de la entrada. La bronca fue elevándose de tono y terminó en las dependencias de la Unidad Adscrita de la Policía a los juzgados y la Fiscalía.

Allí, los agentes introdujeron sus datos en las bases policiales y obtuvieron un denominado “código 8”, que indicaba que Arnaíz estaba buscado por un juzgado de Santander por una denuncia contra él, por violencia de género. La requisitoria obligó a los agentes de la Policía Nacional a detenerle y meterle en los calabozos.

Marcelino Fernández Arnaiz, el mayor abusador de niñas de España

El pederasta de Astillero ha sido detenido múltiples veces por delitos sexuales cometidos contra menores: concretamente en los años 1980, 1983, 1986, 1990, 1999, 2000, 2002, 2003 y 2008. Los hechos que se le imputaban en su última detención se produjeron después de cumplir cinco años de prisión que le había impuesto la Audiencia de Cantabria en 2005 por haber abusado sexualmente de una niña de seis años el 13 de octubre de 2002 en la localidad cántabra Torrelavega.

En 2005, fue condenado por la Audiencia de Cantabria por otro abuso sexual, apenas dos meses y medio después de abandonar el Centro Penitenciario de Foncalent (Alicante), donde había cumplido sus dos últimas condenas de 15 y 18 meses de internamiento psiquiátrico.

Javier Durán – Investigador Forense y Criminólogo

COMPARTIR: