17 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ese era su deseo "desde que se produjeron los hechos" hace seis años, si bien por causa de la investigación no se había podido llevar a cabo

La madre de la niña asesinada en el doble crimen de Almonte en 2013 solicita que le dejen incinerar a su hija

La madre de la niña fallecida en 2013.
La madre de la niña fallecida en 2013.
Tras pasar los cinco años reglamentarios, la madre de la pequeña María ha solicitado a la jueza que lleva el caso poder realizar la incineración de los restos mortales de su hija, algo, que según ha dicho, también hubiera deseado el padre. Marianela Olmedo ha explicado que ese era su deseo "desde que se produjeron los hechos", aludiendo al doble crimen de Almonte de 2013.

La madre de la niña asesinada junto con su padre, Miguel Ángel Domínguez, en la localidad onubense de Almonte en el año 2013, Marianela Olmedo, ha pedido al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de La Palma del Condado (Huelva) poder incinerar los restos mortales de su hija María, seis años después del crimen. Marianela Olmedo ha explicado que ese era su deseo "desde que se produjeron los hechos", si bien por causa de la investigación "no se pudo llevar a cabo".

Tras pasar los cinco años reglamentarios, la madre de la pequeña María ha solicitado a la jueza que lleva el caso poder realizar la incineración de los restos mortales de su hija, algo, que según ha dicho, también hubiera deseado el padre. De esta forma, Marianela Olmedo ha incidido en que quiere tener los restos de su hija con ella, por lo que confía en que la resolución de la solicitud salga favorable a sus deseos.

La madre de María confía en que por fin le dejen incinerar el cuerpo de su hija.

Tal y como ha adelantado el diario Huelva Información, la petición se produce después de que el pasado mes de enero la titular del Juzgado número 1 de La Palma del Condado decidiera reabrir la investigación por el doble crimen tras tener conocimiento de que el Tribunal Supremo (TS) había dictado sentencia en la que confirmaba el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que, a su vez, ratificó la sentencia de la Audiencia Provincial de Huelva por la que absolvió al único acusado por estos hechos, tras el veredicto de no culpabilidad emitido por un jurado popular.

COMPARTIR: