26 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Resultaron detenidos 4 varones y una mujer de nacionalidad rumana a los que se les imputa un delito contra la salud pública

El SEPRONA interviene 866 kilos de carpas y siluros no aptos para consumo en la Ciudad del Transporte de Zaragoza

Siluros y carpas incautados.
Siluros y carpas incautados.
La Guardia Civil encontró a dos personas en la nave, que no aportaron  ninguna documentación que acreditase su procedencia del pescado, que fue declarada no apta para el consumo humano por el Servicio de Sanidad del Gobierno de Aragón,

Tres personas han sido detenidas y otras dos están siendo investigadas por varios delitos contra la salud pública, otro relativo a la flora y la fauna y pertenencia a grupo criminal, tras hallarse mercancias sin garantías en cajas de plástico dispuestas para ser transportadas e incluidas en la cadena alimentaria.

En concreto el SEPRONA de la Guardia Civil de Zaragoza se ha incautado de 866 kilos de dos pescados, carpas y siluros, en la denominada Operación Glanis, que ha permitido también desarticular un grupo criminal dedicado a esta actividad ilícita.

El SEPRONA supo de la existencia de una nave industrial en la Ciudad del Transporte, que podría estar usándose para almacenar carpas y siluros congelados sin ningún control, capturados de manera ilegal en el río Ebro.

Parte del pescado incautado.

El pasado 18 de octubre, la Guardia Civil inspeccionó la nave y encontró 35 cajas de plástico que contenían carpas y siluros, cuyo peso total ascendía a 866 kilogramos. Esta mercancia estaba preparada para ser transportada y distribuida en la cadena alimenticia de manera ilegal.

La Guardia Civil encontró a dos personas en la nave, que no aportaron  ninguna documentación que acreditase su procedencia del pescado, que fue declarada no apta para el consumo humano por el Servicio de Sanidad del Gobierno de Aragón, procediendo a su posterior destrucción.

La operación finalizó con un total de tres detenidos y dos investigados (4 varones y una mujer), a los que se les imputa un delito contra la salud pública, otro relativo a la flora y fauna y pertenencia a grupo criminal. Todos los implicados de nacionalidad rumana y con domicilio en Zaragoza y Rumanía, quedaron a disposición judicial tras las detenciones.

COMPARTIR: