01 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ese año se instalaron en Mallorca y fundaron varios "capítulos" por diferentes provincias españolas hasta llegar a Canarias donde han sido detenidos

Vuelven los Ángeles del Infierno, la banda de moteros delincuentes que aterroriza a España desde 2009

Los miembros de la banda detenidos este lunes.
Los miembros de la banda detenidos este lunes.
Este lunes España ha vuelto a tener noticias de los Ángeles del Infierno, la banda de moteros que llegó a Mallorca en 2009 y que trajo consigo un gran número de actividades ilegales propias de las organizaciones criminales norteamericanas. Desde la llegada de estos adictos a la gasolina y la delincuencia las islas y la Península han visto un aumento en las actividades de narcotráfico y extorsión, amén de protagonizar enfrentamientos con otras bandas por el control del mercado de la droga.

Este lunes Tenerife se ha visto sorprendida al ser la protagonista de un evento que muchas personas esperaban que no tuviera lugar nunca más: La vuelta de los Ángeles del Infierno (Hell’s Angels como nombre original en inglés), una banda de moteros cuyas actividades abarcan un gran número de negocios ilícitos incluido el narcotráfico y la prostitución.

En este caso, la Guardia Civil ha arrestado a seis personas vinculadas a la banda. Las detenciones se produjeron dentro del marco de la operación “Jabalí-Vulcano” y concluyeron con en cese de las actividades del “Capítulo de las Islas Canarias”, nombre dado a esta sección de la banda que operaba en las islas.

Las plantas de marihuana incautadas.

Durante la operación se registraron seis inmuebles y se intervinieron dos plantaciones de marihuana en las zonas de Guargacho y Garachico en Tenerife. También fue registrado un garito destinado al consumo de marihuana, ubicado en la Costa de Adeje, estratégicamente erigido en la zona de mayor concurrencia. Este local era propiedad de uno de los detenidos.

Ángeles del Infierno, una banda de moteros multicultural

Entre los detenidos se encontraban dos ciudadanos alemanes, un polaco, un francés, un serbio y un español. Todos ellos con antecedentes policiales y judiciales. Las autoridades han podido identificar que uno de ellos realizaba las funciones de vigilante en la plantación de marihuana y tiene una orden de extradición a Serbia por pertenecer a otra banda de atracadores llamados los “Pink Panther”.

Por otro lado, el ciudadano francés capturado también cuenta con una orden de búsqueda internacional emitida por su país, en este caso por delitos de proxenetismo. Todos estos miembros de los Ángeles del Infierno veían la mayor parte de sus ingresos gracias a la elaboración y tráfico de estupefacientes. Además de esto se dedicaban a la extorsión de locales de tatuajes y clubes de alterne.

Esta banda de moteros tiene divisiones en todo el mundo.

Los registros revelan que se han incautado más de 1.000 plantas de marihuana, plantas preparadas para el secado y distribución, diversas herramientas para el cultivo y preparación de la droga, siete armas ilegales (dos carabinas de aire comprimido, una pistola táser, una porra extensible, un machete y dos navajas), una baliza GPS y 20 aparatos electrónicos.

Su presencia en España

Es historial delictivo de esta banda en España es bastante amplio. Desde que aterrizaron en la isla de Mallorca en 2009, solo han tenido pequeños parones para desaparecer del radar de las autoridades, pero siempre han estado esperando el momento idóneo para cometer un nuevo delito.

Durante los últimos años la Guardia Civil ha llevado a cabo diversas operaciones relacionadas con esta banda, entre ellas figura la operación de 2009 en la que fueron detenidas 25 personas en diferentes lugares del territorio nacional por delitos de asociación ilícita, contra la salud pública, amenazas, tenencia ilícita, tráfico y depósito de armas, coacciones y contra la flora y fauna.

Frank Hanebuth, líder de los Ángeles del Infierno en Europa.

En 2013, se desarrolló una operación que finalizó con la detención de 25 personas en la Isla de Mallorca por delitos de homicidio, asociación ilícita, blanqueo de capitales, tráfico de drogas, extorsión, amenazas, lesiones, relativos a la prostitución, estafas y falsificación de documentos.

Uno de los principales líderes de la organización en su rama mallorquina es Frank Hanebuth, proveniente de Hannover (Alemania), para quien el fiscal pidió a principios de este año una condena de 13 años de prisión por organización criminal, amenazas, blanqueo y tenencia ilícita de armas. Un hombre de gran tamaño y repleto de tatuajes, que habría trasladado sus actividades por las que estaba investigado en Alemania a Mallorca. Cuando supo que ingresaba en la cárcel de Palma, el 25 de julio del año 2013, Franck Hanebuth, lejos de mostrar arrepentimiento, dijo “esto es una prolongación de mis vacaciones”.

En marzo de 2018 la Unidad Central de Bandas Criminales tuvo conocimiento de un incidente en el que cinco miembros de la banda irrumpieron violentamente en un bar de Cambrils (Tarragona), donde había integrantes de un club rival a los que agredieron violentamente con sillas y objetos contundentes.

El 26 de febrero de 2019 los Mossos d’ Esquadra realizaron un dispositivo policial con 13 entradas en las sedes de la banda en Tarragona y Barcelona, así como en domicilios de los principales investigados y establecimientos relacionados con el cultivo y tráfico de sustancias estupefacientes. Arrestaron a diecinueve personas en Cataluña y el País Vasco, tanto de miembros de Hell’s Angels MC como otras personas relacionadas con la organización.

En la sede de Tarragona se decomisaron diversas sustancias estupefacientes destinadas al tráfico, y se intervino un arma de fuego, abundante documentación, material informático y dispositivos electrónicos con información sobre el funcionamiento, estructura y normativa interna de Hells Angels MC, además de objetos y material relacionado con la organización, con simbología nazi y fascista.

La investigación continúa abierta, los detenidos pasaron a disposición judicial el 28 de febrero y el juez decretó prisión para dos de los arrestados y libertad con medidas cautelares para el resto.

Enfrentamientos con otras bandas

Los Ángeles del Infierno no solo se dedican a las actividades de tráfico y extorsión, son individuos que viven por y para la violencia y sus continuos enfrentamientos con otras bandas han ocasionado serios daños a clubes de entretenimiento en diversos lugares de España, principalmente en Marbella, donde al parecer han tenido lugar las peleas más serias de esta banda.

Por si fuera poco, estas peleas se suelen dar debido a los ajustes de cuentas que estos moteros tienen pendientes con otras organizaciones criminales. Los Ángeles del Infierno son aficionados a dar vuelcos a otras bandas. Los vuelcos consisten en organizaciones criminales robando la mercancía directamente de alguna banda rival.

Objetos varios que suelen ser incautados en las operaciones contra la banda.

A pesar de que la zona predilecta y donde se encuentra la sede de la banda es Barcelona, lo cierto es que el lugar de mayor actividad de la banda para realizar los vuelcos es Costa del Sol, esto debido a que es una de las zonas con mayor tráfico de drogas y el destino predilecto de algunos narcotraficantes del estrecho para desarrollar sus actividades.

COMPARTIR: