23 de febrero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Poner simplemente “20” como en años anteriores se hacía con los dos últimos dígitos puede ser perjudicial para los firmantes

Recomiendan escribir 2020 al completo en los documentos importantes ante el peligro de que puedan ser falsificados

Los dígitos del año 2020 podrían ser peligrosos si no se escriben correctamente
Los dígitos del año 2020 podrían ser peligrosos si no se escriben correctamente
Los contratos o diferentes tipos de papeles relacionados con el mundo laboral podrían perjudicar gravemente al contratado, ya que, si solo pone “20”, podría quedar expuesto a modificaciones con fechas del pasado y del futuro y un posible abuso por parte de las empresas y los jefes.

El 2020 comienza a dar sus primeras patadas y con ello se ha generado cierta preocupación dentro del mundo laboral, ya que los contratos o diferentes tipos de papeles en los que se ve claramente el año 2020, este podría ser modificado en el caso de que el usuario ponga solo “20” como año.

Escribir el año en dos dígitos como es de costumbre (1/01/20) no podría ser conveniente en 2020, y mucho menos en documentos importantes, así lo han expresado ya varias personas, las cuales han indicado que no van a recibir documentos donde el año esté escrito incompleto.

Esto podría causar modificaciones en las fechas cambiando a años del pasado y del futuro, por eso sugieren que lo correcto es que la fecha esté en su formato completo, es decir: 1/01/2020.

Contrarto_laboral

A la hora de firmar cualquier documento importante, el año 2020 hay que ponerlo con sus cuatro cifras

El año 2020, sin lugar a duda será único y diferente, pero está causando paranoia en redes sociales, pues fácilmente sería modificado a fechas como: 01/01/2006, 01/01/2017, 01/01/2000 y así cientos de combinaciones según el día y mes en el que se ejecute el documento.

Pese a que la mayoría de los documentos al ser alterados únicamente serían inválidos, la alteración en las fechas abriría una puerta de abusos por parte empresas hacia sus trabajadores o en tiendas, bancos y prestamistas a sus clientes, para sacar provecho.

COMPARTIR: